Archive for the 'Universidades privadas' Category

03
May
11

Movilízate este 12 mayo por la recuperación de la Educación Pública

"nuestra idea es manifestarse pacíficamente. Queremos instalar nuestras demandas y no queremos que la atención se enfoque en acciones violentas, así que hacemos el llamado a movilizarnos pacíficamente y demostrar unidad"
Camila Vallejos *

El pasado 28 de abril los estudiantes realizaron su primera movilización del año, la convocatoria giró en torno a viejos temas como el financiamiento, becas y democratización interna de las universidades. Pero, sería ilusorio pensar que los jóvenes están cumpliendo el rito anual de los paros de mayo, por el contrario lo que los estudiantes están generando es posicionamiento en lo que pudiera ser una solida movilización por el rescate de la educación pública chilena, que incluya no solo a estudiantes sino también académicos, profesores y administrativos. La exitosa movilización que congregó sólo en Santiago a cerca de 9 mil alumnos, generó la convocatoria a una jornada de Paro y Movilización nacional para el próximo 12 de mayo, días antes de que el presidente dé cuenta pública en el Congreso Pleno.

A continuación, transcribo la convocatoria que hiciera la CONFECH el día de hoy, llamando paro estudiantil y movilización nacional para el próximo 12 de mayo.

(((((((((((()))))))))))))))


CONVOCATORIA MOVILIZACIÓN Y PARO NACIONAL 12 DE MAYO

“Llamamos para este 12 de mayo a los actores involucrados en la educación, es decir, estudiantes de educación superior, secundarios, trabajadores, profesores, rectores, investigadores, apoderados y a la ciudadanía entera a un paro y movilización nacional por la recuperación de la educación pública.”

La educación se encuentra en una profunda crisis. Esta se evidencia en una pésima calidad en muchas instituciones de educación superior, el poco acceso al sistema de los sectores más vulnerables, el excesivo endeudamiento de las familias, debilitamiento del rol del Estado y sus instituciones, generación de lucro – fuera de la ley – por parte de muchas instituciones privadas y la prohibición explícita de la participación de la comunidad universitaria en el desarrollo de la institución.

Los estudiantes agrupados en la CONFECH denunciamos la no existencia del derecho a la educación y la falsa garantía de que la Educación Superior sirve como una real herramienta de movilidad social; y en este sentido, que ésta tampoco está contribuyendo fielmente al desarrollo armónico de Chile en los aspectos culturales, políticos, sociales y económicos.

Debido a lo anterior y a que nuestra clase política no ha podido dar una correcta dirección al modelo de Educación Superior desde hace más de 30 años, proponemos dar un debate nacional en torno al modelo de educación que nos regirá por los próximos 20 años, ante lo cual planteamos 3 demandas globales que rigen los lineamientos políticos del movimiento estudiantil, esperando que el Presidente Sebastián Piñera E. se pronuncie sobre éstas, ya que el actual Ministro de Educación Joaquín Lavín I. no se ha pronunciado con una solución a las problemáticas que hoy tiene el actual sistema de educación, incluso haciendo abandono de deberes al no asistir a las últimas 2 sesiones del Consejo de Rectores, instancia que él preside:

1. Acceso con equidad, calidad, integración y heterogeneidad social en la matrícula

1.   Rechazo a la PSU por su carácter regresivo, que no logra captar los talentos de nuestro país, sino que detecta el nivel socioeconómico, Creación de mecanismos complementarios de acceso que consideren nivelación, mantención y titulación para que de una vez exista igualdad de oportunidades para todos (Ej: propedéuticos).

2.   El acceso debe asegurarse hacia instituciones de calidad, que posibiliten no sólo una formación de profesionales y técnicos de excelencia académica, sino de ciudadanos íntegros, en el marco del pluralismo, la tolerancia y los valores de justicia e igualdad. Esto requiere de nuevos estándares de calidad, donde no se mida sólo la gestión institucional, sino los perfiles profesionales y el aseguramiento de la libertad de cátedra y opinión. La acreditación debe estar asociada a la transparencia en el uso de recursos públicos y cancelación de éstos para aquellas instituciones que lucren evadiendo la ley.

2. Aumentar el financiamiento público en Educación Superior como porcentaje del PIB

1.   Aportes basales de libre disposición para financiar costos reales y de desarrollo de las universidades estatales. Incluir, además, fondos exclusivos para el reajuste del sector público a sus trabajadores.

2.   Fondo de revitalización para las Universidades Tradicionales, que hoy deben competir contra grandes conglomerados económicos, amordazados por su burocracia interna, el autofinanciamiento y alto nivel de endeudamiento. Este sería por una vez y orientado con prioridad para aquellas instituciones de carácter Estatal, de Regiones y aquellas que acogen a los estudiantes más vulnerables.

3.   Reestructuración integral del sistema de becas y ayudas estudiantiles, en pos de terminar con el sistema basado en el endeudamiento familiar, asegurando que las becas para los primeros 3 quintiles cubrirá la totalidad de sus aranceles y en los quintiles 4 y 5 diferenciado según su capacidad de pago. Además las becas de mantención y alimentación deben ser reajustadas acorde a la realidad nacional y se debe aumentar la cobertura al quintil 3 y parte del cuarto, que hoy sí son vulnerables por que su financiamiento se basa en la deuda con tasas de interés impagables.

4.   Tarjeta nacional estudiantil única y estatal, válida los 365 días del año, en todo el territorio nacional.

5.   Eliminación del Aporte Fiscal Indirecto, por ser un claro incentivo regresivo, que fomenta la segregación estudiantil.

3. Democratización de nuestro sistema de educación superior

1.   Derogación del DFL 2 2010, artículo 56 letra e), artículo 67 letra e), y artículo 75 letra e). Exigir el derecho a la participación triestamental de todas las instituciones de Educación Superior en sus cuerpos colegiados, en las elecciones de autoridades unipersonales y en la toma de decisiones.

2.   Asegurar las libertades de expresión, cátedra y de asociación a estudiantes, docentes y trabajadores en todas las instituciones, para que no se sigan violando los derechos constitucionales.

La convocatoria es en todo Chile, culminando en algunas regiones con actos culturales para apoyar nuestro llamado a la recuperación de la educación pública.

Es un problema que no es sólo de los estudiantes, sino de toda la sociedad, porque no hay futuro sin educación pública y de calidad. Movilízate este 12 de Mayo por la recuperación de la educación pública.

Confederación de Estudiantes de Chile, CONFECH

* Estudiantes universitarios llaman a movilizarse “pacíficamente” mañana. La Tercera, 27/04/2011. Ver en: http://latercera.com/noticia/nacional/2011/04/680-361562-9-estudiantes-universitarios-llaman-a-movilizarse-pacificamente-manana.shtml

04
Ene
11

Los ritos de la Educación Chilena

“Vemos que existe educación de excelencia,
pero no es para todos, ya que
las comunas del sector oriente de Santiago
concentran la mayor cantidad de puntajes nacionales”
(Joaquín Lavín)*

Nuestra educación nos ha acostumbrado a presenciar varios ritos en el año, se abre con la entrega de los resultados de la PSU, a mitad de año nos confrontamos con la entrega de alguna mediación internacional del tipo PISA o TIMSS y, por último, cerramos la liturgia con los guarismos del SIMCE. En cada instancia, todos, autocomplacientes y autoflagelantes, mercadistas y humanistas, tirios y troyanos se enfrentan por buscar algún matiz que les permita llevar algo de agua a su molino, pero, a pesar de esto lo que todos reconocen, incluso los mercaderes más acérrimos es que los resultados de todas las mediaciones dejan ver en forma abierta y palmaria la tremenda inequidad de la educación chilena.

 

Las cifras duras

La prensa habla del asombroso incremento en el número de puntajes nacionales, subieron de 354 el 2010 a 520 el 2011, bien y felicitaciones todas y todos, pero en el universo general representan el 0,025% del total de los que rindieron la prueba el año pasado. Ahora bien, de estos 520 puntajes nacionales el 46% proviene de ocho comunas de la región metropolitana: Las Condes, Lo Barnechea, Vitacura, La Florida, La Reina, Ñuñoa, Maipú y Peñalolén; vale decir, de los sectores medio alto y alto. En relación a los colegios de origen, acá se repite la fórmula de la inequidad, un 66% proviene de colegios particular pagados, un 18% de colegios municipalizados y, por último, un 17% de la educación particular subvencionada con fines de lucro. La brecha entre los colegios privados y el resto es abismante, estos sobrepasan a la educación pública en 153,2 puntos  y en 121,1 a la particular subvencionada con fines de lucro; pero esta última, la particular subvencionada con fines de lucro, viene aumentando la brecha en forma significativa, el 2005 la brecha era de 93 puntos, hoy se distancia de la educación particular por 121,1 puntos, vale decir, un aumento de casi 28 puntos en siete años.

 

El Estado hace poco

“No niego que dentro de los jóvenes que 
se sacaron fotos con el ministro ayer 
habrá alguno que se sacó la mugre estudiando,
 pero la gran mayoría tiene que dar las gracias
 a sus padres y a los medios que tuvieron a
 su alcance cuando eran niños”
(Rodrigo Cornejo)**

La verdad que este post podría ser el mismo que publiqué el año pasado y, lo más probable, el mismo que publique el año próximo. A pesar de todo nuestra educación no cambia, existe una educación para alumnos con recurso (la minoría) y otra para el resto (la mayoría); qué hace el Estado, poco, subvencionar a solo a un pequeño grupo de clase media en los llamados liceos emblemáticos. Pero, por otra parte, esto está demostrando la falacia comunicativa en que incurre el modelo educativo del presidente Piñera denostando a la educación pública con todos los males, pero su principal competidora, la subvencionada con fines de lucro, no es tanto mejor que la primera en calidad o excelencia, eso sí es un negocio altamente lucrativo para los privados.

___________________________________________________

* Joaquín Lavín. La Tercera, 3 de enero de 2011.

** Rodrigo Cornejo, académico y coordinador del Observatorio de Políticas Educativas de la Universidad de Chile (OPECH). Ver en: http://radio.uchile.cl/noticias/97237/

02
Ene
11

Los números de 2010

Los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y te presentan un resumen de alto nivel de la salud de tu blog:

Healthy blog!

El Blog-Health-o-Meter™ indica: Wow.

Números crujientes

Imagen destacada

Alrededor de 3 millones de personas visitan el Taj Mahal cada año. Este blog fue visto cerca de 25,000 veces en 2010. Si el blog fuera el Taj Mahal, se necesitarían alrededor de 3 días para visitarlo.

 

En 2010, publicaste 53 entradas nueva, haciendo crecer el arquivo para 94 entradas. Subiste 59 imágenes, ocupando un total de 3mb. Eso son alrededor de 1 imágenes por semana.

Tu día más ocupado del año fue el 22 de noviembre con 269 visitas. La entrada más popular de ese día fue ¡NO a la reducción de las horas en historia!.

¿De dónde vienen?

Los sitios de referencia más populares en 2010 fueran keegy.com, tendenciaspoliticas.cl, orbitando.com, mail.live.com y search.conduit.com.

Algunos visitantes buscan tu blog, sobre todo por independencia de chile, prueba inicia, estatuto docente, guillermo bastias y la independencia de chile.

Lugares de interés en 2010

Estas son las entradas y páginas con más visitas en 2010.

1

¡NO a la reducción de las horas en historia! noviembre, 2010

2

La Reforma del Estatuto Docente… el debate que viene. febrero, 2010
1 comentario

3

El Drama de la Constituyente en la Historia de Chile octubre, 2009
2 comentários

4

Prueba INICIA, una Discusión Engañosa. mayo, 2010
6 comentários

5

Piñera despeja dudas sobre su proyecto educativo. mayo, 2010
1 comentario y 1 “Me gusta” en WordPress.com,

09
Dic
10

La especulación en política pública no es un buen negocio

“Vamos a ser sometidos a una doble evaluación, sin control,
sin mecanismos que aseguran la Objetividad.
Es un retroceso y, en vez de andar persiguiendo a los profesores, 
(el ministro) debería preocuparse de evaluar el sistema.
(Jaime Gajardo) *

En la madrugada del pasado 30 de noviembre, ingresaron a la cámara baja dos proyectos de ley con lo que el gobierno quiere implementar la denominada “mayor reforma educacional de los últimos años”. El primero, en discusión ordinaria, pretende hacer obligatoria la Prueba INICIA y vincular sus resultados a mejoras salariales. El segundo, que en un principio llegó con suma urgencia y ahora se acordó con la oposición promulgarlo para fines de enero del próximo año, pretende introducir cambios en el estatuto docente en torno a establecer una cuota de despidos de un 5% anual, además de implementar la concursabilidad de los directivos docentes y suscribir con ellos convenios de desempeño. El proyecto, digámoslo con seriedad, es modesto. Ligar mejoras de salario a los resultados de una prueba de conocimiento de contenidos, sin saber siquiera cuál será el desempeño en el aula del futuro docente, qué conocimiento pedagógico de esos contenidos desarrollará, es no entender nada de la carrera de pedagogía; cuánto demora un egresado en tomarle el pulso a la docencia, entre tres a cuatro años en los mejores casos. La medida es mala, porque entre otras cosas estimulará a las universidades a potenciar los contenidos duros de la carrera, reduciendo aún más los ramos de formación pedagógica y didáctica. En el caso del proyecto que modifica el estatuto docente, y que debiera implementarse a partir del 2011, su articulado habla más por las omisiones de temas relevantes del quehacer pedagógico que de una verdadera revolución. No se habla de perfeccionamiento, en el siglo XXI el conocimiento experimentará un crecimiento exponencial, por lo cual no se puede entender la labor profesional sin un permanente perfeccionamiento, lo que se conoce como formación continua. No se habla de la ponderación del trabajo lectivo, en Chile las horas no lectivas, es decir, aquellas que permiten organizar las clases, revisar y corregir las evaluaciones, junto con recibir a los apoderados, sólo representan el 25 % de la jornada laboral docente; los países que integran OCDE, del cual Chile es miembro, destinan en promedio un tercio de las horas al trabajo fuera del aula, sin considerar que nuestro país tiene uno de los números más altos de alumnos por curso, promedio 36 por sala, OCDE tiene en promedio 20. Por último, no hay ninguna mención a igualar la práctica docente entre el sector fiscal y el particular con fines de lucro, lo que deja una vez en la indefensión a un importante sector que se rige por el Código del Trabajo.

Sin duda, el revolucionario proyecto se centra en dar mayor flexibilidad a los sostenedores para despedir profesores, un 5% anual, además de apurar el retiro de maestros en edad de jubilar entregándoles compensaciones económicas para mitigar los bajos sueldos. En la práctica, se establece un modelo donde el incentivo estará marcado por el desempeño, aumentando significativamente la Asignación de Excelencia Pedagógica. Por último, el proyecto contempla la creación de una Alta Dirección Pedagógica encargada de llenar los cupos de los docentes directivos, a los que se les da mayores atribuciones y mejores compensaciones económicas.

La hora de la política

“La educación es un tema país que debe ser discutido “por todos, el Ministro Lavín tiene un prontuario no será un nuevo intento de hacer llover las nubes con un bombardeo que nunca ocurrió” 
(Guido Girardi)**

El ministro, como es su costumbre, expresó que esta es una parte de la revolución, en tanto acordó con la Concertación quitarle la suma urgencia dándose como plazo de discusión de 2 meses para su promulgación. Pero el problema, a mi juicio no se encuentra acá, el problema es la forma en que el gobierno está haciendo política. En efecto, el presidente Piñera, como estrategia utiliza la especulación, que en mundo de los negocios puede dar buenos resultados, pero en políticas públicas es diferente, va develando de apoco lo que presumimos es su proyecto educativo, el cual no ha dado a conocer aún. En políticas públicas, cuando se trata un tema de la importancia que tiene educación, la ciudadanía debe estar informada suficientemente, eso genera un debate saludable y democrático que permite el enriquecimiento de la política; el estar haciendo anuncios segmentados puede turbar o sorprender a sus contradictores, pero priva de lo más esencial de la cosa pública, el sano debate de ideas. Tal vez por lo mismo, sorprende la debilidad propositiva con que ha actuado el bloque opositor expresado en el Congreso, el cual más allá de las críticas puntuales  tampoco ha planteado qué espera de la educación para Chile, quién representa sus planteamientos, JJ Brunner, Mariana Aylwin, Carlos Montes o Guido Girardi.  Puede parecer lógico reformular el estatuto docente y elegir a los directores por concurso público, cuando aún está en discusión la Ley de Fortalecimiento de la Educación Pública, que de no ser reformulada profundamente reducirá a la educación estatal a poco más de 60 colegios de excelencia. La verdad, el acuerdo Concertación – gobierno, en el sentido de ampliar el plazo de discusión parece débil, la oposición debió exigir del ejecutivo, primero, transparentar las reformas que se pretender ingresar al Congreso en esta área, por ejemplo qué pasa con el financiamiento universitario; segundo, qué argumentos pedagógicos respaldan la disminución de las horas de historia del curriculum nacional; tercero, cómo se fortalece de verdad la educación pública; por último, se debería discutir en el foro republicano por excelencia, el parlamento, qué tan beneficioso para nuestra educación resulta el modelo basado en pruebas estandarizadas que se está construyendo.

Se podrá discutir lo que sea y gastar muchos bites de tinta, pero esta pelea se dará en el parlamento ya que se ve difícil la articulación social en meses de vacaciones, por lo cual es el momento de que los honorables de oposición le muestren al país qué proponen en educación para Chile.

___________________________________

* La Tercera, 1 de diciembre de 2010.

** Guido Girardi, en: http://guidogirardi.com/senador/?p=4715

14
Nov
10

Los claroscuros de los Primera Generación en llegar a la Universidad

“La primera igualdad es la equidad”.
(Víctor Hugo)

En el último número de la Revista Calidad en la Educación (1), aparece una interesante indagación de los investigadores del PNUD Jorge Castillo y Gustavo Cabezas (2), en el cual indagan sobre un grupo significativo de jóvenes que han pasado a ser el símbolo de las políticas educativas de los últimos 30 años. Los llamados Primera Generación en ingresar a la Educación Terciaria (PG), considerados un símbolo de la movilidad social y el éxito más notorio del actual modelo educacional. En efecto, el incremento en la oferta de educación terciaria, aducen sus partidarios, ha aumentado notoriamente en los últimos años estimándose que 7 de cada diez estudiantes que ingresa a la educación superior es PG (3), lo que genera un proceso de movilidad social sin precedentes en nuestra historia. La investigación, aporta datos interesantes que sirven para conocer quiénes son estos PG, de dónde vienen, contra quién compiten y, lo más importante, cuántos logran egresar del sistema y a qué costos.

Los duros datos…

El estudio está basado en la Encuesta Preliminar de Estudiantes 2009, realizada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en conjunto con el Ministerio de Educación, quienes siguieron la trayectoria de 1.599 jóvenes a través de todo el país, a partir del año 2003 cuando cursaban segundo medio hasta el año 2009 cuando tenían cuatro años de egreso de la enseñanza media (4). Para definir las características de los jóvenes se les dividió en tres categorías, tomando como antecedente la educación máxima de los padres y de los encuestados; los PG, equivalieron al 41% del total de los entrevistados; los Jóvenes Reproductores (JR), aquellos cuyos padres no tienen educación terciaria y ellos tampoco lograron acceder a ella, grupo que asciende al 34,1% del total; los Jóvenes Herederos (JH), que al igual que sus padres lograron acceder a la educación superior, grupo equivalente al 22,6% del total.

Existen dos datos claves para analizar a los PG, el nivel de escolaridad de los padres y el acceso a la educación preescolar; en el caso de la primera, se observa que a mayor escolaridad de los padres, mayor es la proporción de estudiantes que logra acceder a la educación superior (5); en tanto en la segunda, las cifras indican que un 62,5% de los PG en su infancia asistieron a prekinder. En cuanto al tipo de educación en que cursaron estudios los PG, asoma en primer lugar la educación pública con un 47,4%, seguida por la particular subvencionada con un 40,3%, luego las corporaciones privadas con un 8%, y una porción muy pequeña desde los particulares pagados con un 4,3%. Respecto a su desempeño académico, es posible observar que los PG tienen una ponderación promedio cercano a los 252 puntos, la media nacional en el SIMCE, muy lejano todavía a los JH que promedian cercano a los 295 puntos promedio. Sobre el tipo de institución superior que eligen los PG los datos son también significativos, un 35,9% los desarrolla en Institutos Profesionales, un 28,4% en Universidades privadas, un 19,3% en Universidades tradicionales, y un16,4% en Centros de Formación Técnico (6). Pero cómo financian sus estudios terciarios los PG, la encuesta demuestra que un 49% lo hace con apoyo familiar, un 23% con la contratación de crédito universitario (7). En cuanto a las áreas disciplinarias que eligen los PG, estas se concentran en la Administración y Comercio, Educación y Tecnología (8); al punto que, cerca de un estudiante de cada cuatro cursa estudios de pedagogía.

Hasta aquí hemos seguido la trayectoria de jóvenes que con mucho esfuerzo han llegado a la educación superior, pero, cuántos de estos PG logran el tan ansiado título, cuántos lograron egresar de la enseñanza superior. En este sentido el estudio demuestra datos a lo menos preocupante, del total de jóvenes PG, un 20,4% desertó, en comparación al 7,4% del grupo de JH. Esto significa que accedieron a estudios de educación superior y que en algún momento los abandonaron, y que hasta el momento de realizada la encuesta no han vuelto a retomarlos. Otra forma de entender este fenómeno es diciendo que del total de jóvenes que desertaron, un 83% de ellos son estudiantes PG. Ahora bien, una de las principales causas de esta alta tasa deserción en los jóvenes PG, radicaría en problemas de tipo económico, un 52%, lo que se traduciría en la imposibilidad de seguir afrontando los costos que implica la educación terciaria en Chile, una de las más caras en relación con los países que integran la OCDE (9).

Conclusión

El estudio sigue la trayectoria de jóvenes de bajos recursos económicos, el promedio de ingreso de sus padres bordea los 250 mil pesos mensuales, sin embargo sus familias apostaron por la educación de sus hijos, son jóvenes que están dentro del 45% del mejor rendimiento de sus cursos, el 85% jamás repitió un curso; sin embargo son frágiles, llegan a la educación superior con serias falencias académicas lo que les dificulta el desarrollo normal durante los primeros años, deben además contratar onerosos créditos o trabajar en el día para solventar sus gastos. Según la directora académica de la Universidad Andrés Bello, Danae de los Ríos, “la deserción tiene costos emocionales y financieros que son más graves en los alumnos de menores recursos. Entre ellos, hay desconocimiento de cómo operan las instituciones. Por ejemplo, hay familias que venden sus casas y la deserción los deja sin patrimonio, además experimentan la sensación de abandono y fracaso” (10).

Durante los últimos años hemos escuchado, en boca de las autoridades de hoy así como las de ayer, hacer gárgaras con el exitoso aumento de los PG en la educación terciaria y como este éxito estaría acortando la brecha entre ricos y pobres, en definitiva se trata de demostrar que en educación las cosas se están haciendo bien. Sin embargo, este estudio está dejando ver algunos grises preocupantes que demuestran que estos jóvenes, después del esfuerzo propio y el de su grupo familiar logran llegar a la educación terciaria, pero siguen sufriendo la segregación que los acompañó en la infancia, en el colegio y ahora en la educación superior.

RA.: Descargue informe aquí.

 

Notas

1.- Revista publicada por Consejo Nacional de Educación, número 32, 1° Semestre año 2010.

2.- Jorge Castillo y Gustavo Cabezas, “Caracterización de Jóvenes primera generación en Educación Superior. Una Nueva Trayectoria hacia la Equidad Educativa”. Revista Calidad en la Educación, número 32, 1° Semestre año 2010.

3.- Pilar Armanet, “Formación Universitaria para el siglo XXI”. En Foco. n° 44, Expansiva, 2005.

4.- Fueron entrevistados 1.599 jóvenes a través de todo el país, a los cuales se les aplicaron ocho módulos para conocer sobre sus historias educacionales (educación básica, media y superior), capacitaciones, trayectoria laboral, salud, situación personal, información de sus hogares, características de la vivienda y habilidades generales; a esta información fueron agregados datos del Registro de Estudiantes de Chile (REC) desde segundo medio hasta el momento de abandonar la enseñanza escolar (ya sea que egresaran o no de cuarto medio). Además, los puntajes y cuestionarios de la prueba SIMCE de segundo medio 2003 y los resultados PSU de quienes la rindieron el 2005 y/o 2006.

5.- Entre los jóvenes que tienen padres con educación básica incompleta la proporción de éstos que logran ingresar a la educación superior es de sólo un 32%, entre quienes tienen la educación básica completa es de 41,6%, para los padres con enseñanza media incompleta esta llega al 49% y finalmente, entre los padres que lograron completarla la proporción llega al 69%.

6.- Es interesante comparar estos datos con lo mostrado por los JH, que distribuyen su ingreso a la educación superior en un 42,3% a las Universidades Privadas, un 38,6% a las Universidades tradicionales, 14,4% a los Institutos Profesionales, y un 4,7% a los Centros de Formación Técnica.

7.- Relativamente similar al de los JH, 68% y 16% respectivamente.

8.- Educación 28,6%; Tecnología 23,8%;  Administración y Comercio 18,1%; Salud 9,0%; Derecho 6,9%; Ciencias Sociales 4,8%; Arte y Arquitectura 4,6%; Recursos Naturales 3,1%; Humanidades 1,0%; Ciencias 0,4 3,0%.

9.- Sobre este punto es importante mencionar que en Chile “los costos de los estudios es considerablemente más alto que en los países OCDE que cobran aranceles”, como lo señala el informe de la OCDE sobre “La Educación Superior en Chile” del año 2009. Este informe nos muestra, por ejemplo, que si se compara el nivel de los aranceles con el ingreso per cápita del país, Chile es casi dos veces más caro que Corea y tres veces más que Japón, Estados Unidos y Australia.

10.- La Tercera. 7 de noviembre de 2010, pág. 24.