Archive for the 'marco enríquez ominami' Category

06
Sep
10

“El pobre de hoy es el flaite”

En el último número de Revista Qué Pasa, viene una interesante entrevista al premio nacional de historia 2006 Gabriel Salazar. En ella, el historiador aborda detalles de próximo libro, memorias críticas, donde entrevista a Carlos Altamirano; pero también repasa los principales hechos de la contingencia nacional. Por la importancia de lo tratado, reproducimos íntegramente la entrevista realizada por el periodista Paulo Ramírez.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Gabriel Salazar es el historiador de izquierda más reconocido por la intelectualidad chilena. Hoy escribe un libro sobre Carlos Altamirano, descree del progresismo criollo y considera que la pobreza -que es su campo de estudio- cambió drásticamente: “Ya no es material, es cívica”.

“El pobre de hoy es el flaite”


Por Paulo Ramírez

Durante los últimos meses, el historiador Gabriel Salazar ha estado metido en un trabajo de enanos, según dice: grabar una serie de conversaciones con Carlos Altamirano para la publicación, en octubre próximo, de unas “memorias críticas” que le ha encargado la editorial Random House. Recibe en una sala de reuniones de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, donde dirige el Programa de Doctorado en Historia.
Sirve el café él mismo, en jarros prestados, y alaba el nuevo sabor del Nescafé instantáneo, mientras se echa hacia atrás y espera la primera pregunta con atención y amabilidad. Pese a lo recientes, varios de sus libros ya son clásicos, indispensables para explorar nuestra historia “desde abajo”: Labradores, Peones y Proletarios (1985), Violencia Política Popular en las Grandes Alamedas (1990), Historia Contemporánea de Chile (1999, en colaboración con Julio Pinto), Ser Niño “Huacho” en la Historia de Chile (2006)*, Mercaderes, Empresarios y Capitalistas (2009).

¿Está preparado para la polémica que surgirá con el libro de Altamirano? Cada vez que abre la boca hace mucho ruido… Sobre todo cuando analiza a la UP, el golpe y la renovación de la izquierda…
Altamirano es un intelectual. Así lo descubrí. Es el más intelectual de los políticos chilenos. En relación con la UP, su visión tiene que ver más que nada con la ingenuidad de lanzar un proyecto revolucionario a fondo a través de un Estado que no daba el ancho, y de promover un proceso de ese tipo cuando el mundo se dividía entre Estados Unidos y la Unión Soviética, estando nosotros en el corazón del “patio trasero” de los norteamericanos, que no querían una segunda Cuba. Eso era de una ingenuidad enorme. Dice también que, sabiendo de que eso era así – ingenuo, riesgoso-, no procuramos organizar la defensa de ese proyecto, o sea, fue una revolución desarmada. Y eso, dice él, condujo al desastre.

¿Y qué visión le plantea sobre Salvador Allende?
Altamirano dice que todos, incluido él mismo, procuraron ser leales al programa de la Unidad Popular. Allende también. Pero Allende, en el fondo, quería morir más que organizar la defensa. Más que atacar al enemigo que lo atacaba, él optó por pensar: “Me van a derrotar… ¡pum!, me suicido…”.

¿Como opción desesperada de último momento o esa idea le venía de antes?
Según Altamirano, Allende tenía una concepción fatalista del final del proyecto. Por eso admiraba a Balmaceda. Y cuando apareció la posibilidad del golpe, él se dijo “de La Moneda me sacan con los pies para adelante”. Fue como si en la revolución bolchevique, Lenin se hubiera suicidado en el momento clave.

¿Y cuánto se reconoce Altamirano en lo que más tarde hicieron algunos de sus discípulos en la Concertación?
Dice que él inició la renovación, pero no pensó que la renovación que él propuso se convertiría en un proyecto neoliberal. Porque hoy eso es el Partido Socialista para él: un partido neoliberal. Y eso es traición.

¿Y usted coincide con esa mirada?
En general sí. Es evidente que el PS actual y la DC actual olvidaron los fundamentos sobre los cuales se constituyeron como partidos. El PS con toda la trayectoria del Frente de Trabajadores, la revolución latinoamericana distinta de la moscovita… Y la DC, que surge también con esto de la opción preferencial por los pobres, Jacques Maritain, Juan XXIII, Pacem in Terris, todo un pensamiento humanista cristiano en pro de la justicia social. Todo ese discurso, que caracterizó al primer gobierno de la DC, hoy nadie lo menciona. Ninguno de esos discursos se menciona… hoy son todos neoliberales.

¿Los socialistas se olvidaron de los trabajadores y los democratacristianos se olvidaron de los pobres?
Claro, todos administraron el modelo neoliberal de Pinochet, y en su misma lógica. Y eso explica el descontento de las bases, porque son partidos de cúpulas.

La pobreza hoy

En los 20 años de la Concertación aparecen cifras objetivas que avalan su proyecto. Un ejemplo claro es la reducción de la pobreza. ¿Usted no reconoce esos avances?
Las cifras avalan eso si mantenemos las mismas definiciones de pobreza. La pobreza siempre se definió, en el mundo en que yo crecí, como carencias materiales. Yo vivía en una población obrera, la Manuel Montt, en el barrio Independencia, rodeada por poblaciones callampa y por conventillos. Allá llegaban los pobres a pedir “un pedacito de pan, por el amor de Dios”. Y les dábamos pan duro. Yo eso lo vi, pues. ¿Quiénes eran los niños? “Cabros patipelaos”, o sea, sin zapatos, con los mocos colgando, desarrapados… tú les dabas una camisita y quedaban felices. O mujeres pobres, piñinientas, todas sucias, hediondas, con un saco al hombro donde metían las cosas. Ésa era la pobreza por la cual luchamos y por la cual cantábamos La Internacional y todo eso.

Una pobreza que hoy difícilmente se ve…
Sí, pues. Hoy el pobre tiene una posibilidad que no tuvo en los años 40 y 50: el crédito. Tú ves a cualquier señora y tiene cuatro o cinco tarjetas de crédito de casas comerciales. ¿Cuál es el pobre típico hoy? Ya no es el cabro harapiento y sin zapatos, no es la vieja con el saco pidiendo lechuga: el pobre de hoy es el flaite. Y el flaite, que no estudia, es una especie de vago, tiene blue jeans de marca, zapatillas de marca, polerón de marca, celular, peinado con estilo que necesita de una serie de cuestiones para dejar el pelo parado. Y, por lo tanto, no se siente pobre.

¿Hay que hacer una redefinición completa de la pobreza?
Claro, porque la pobreza es relativa al contexto. Hoy, la pobreza no tiene que ver con esos bienes materiales, y por eso cae en las estadísticas. Hoy no se define por materialidad. Se define, por ejemplo, a partir del endeudamiento. Se mide por la capacidad de responder a una serie de exigencias: si te casas debes pagar por una vivienda, si tienes hijos debes pagar por su educación, si se te enferman tienes que pagar por la salud… y no estás en condiciones con 170 lucas mensuales, ni aunque te endeudes, para mantener una familia. Entonces, no me caso; y si me caso, me separo. La tasa de nupcialidad cayó 68% en los últimos 10 años. Los niños huachos alcanzan hoy el doble de lo que existía en el siglo XIX, que ya era récord mundial: está más alta que en Suecia, que es el país donde hay más cabros huachos. La tasa de divorcios supera a la de matrimonios. El madresolterismo sobrepasa el 30%. En ese contexto, el padre de una familia popular, o no tiene trabajo o tiene puro trabajo temporal. Como no puede mantener a su familia y hay violencia intrafamiliar -¡vamos matando mujeres!-, se separa y termina dedicándose a la droga. Si te fijas la mayor concentración del consumo de drogas no está en el tramo de etario 15 a 20, sino entre 25 y 45, que es la etapa en que el hombre puede trabajar, casarse y tener familia. ¿Cuál es el modelo para el cabro chico? El papá no está, se fue y es un desastre; madre sola, trabaja todo el día. ¿Qué hace el cabro? Se va a la calle, y tenemos enormes cantidades de pandillas juveniles, cabros chicos en la calle y ahí van construyendo su identidad. ¿Y quién es su modelo? El papá no sirve, el profesor está sometido al autoritarismo dictatorial del sostenedor y por lo mismo vale hongo: su modelo es el choro de la población. Porque el choro es audaz, valiente, tiene plata, maneja armas, se agarra a balazos con los pacos, tiene seguidores, le compra camisetas al club del barrio…

Es una descripción desoladora…
¡Pero eso es pobreza! No la llamo pobreza material, porque no es material. El choro tiene harta plata: por la vía del endeudamiento, del tráfico o del delito. Esto es pobreza ciudadana, cívica.

¿Y se puede romper ese círculo?
Es una red muy profunda… Se ve, por ejemplo, en la explosión de saqueos en el sur: cualquier desorden como el que produjo el terremoto provocará saqueos aquí y en la quebrada del ají…

¿No fueron sorpresa para usted?
Para nada. Eso está latente, es obvio. Estos cabros que consiguen recursos por las vías del endeudamiento o el robo están centrando su actividad simbólica en objetos como la electrónica; por eso roban puros aparatos electrónicos. En Concepción, robaron sobre todo artículos electrónicos.

¿El problema tiene que ver con políticas sociales equivocadas?
Tiene que ver con que no estamos leyendo en profundidad lo que está pasando en el mundo y en Chile. Seguimos mirando los grandes parámetros macroeconómicos. Y los vemos todos sanos. ¡Pero veamos los indicadores de desarrollo humano del PNUD! ¡Ahí la cosa cambia! Se ve que existe a nivel de la población chilena una enorme sensación de inseguridad, un malestar interior: no sé si podré asegurar mi salud cuando esté viejo, no sé si podré educar a mis hijos, no sé si puedo estar en mi casa tranquilo sin que me asalten… Pura inseguridad.

El conflicto ya no está en la calle…
¡No pues, está adentro de la casa! Y el régimen, feliz: estamos todos bien, vean las cifras, ¡pero nadie ve el enmierdamiento de las personas por dentro!

Bonita manera de llegar a celebrar el Bicentenario…
O bien celebramos un cumpleaños o bien hacemos un balance de vida. Son dos cosas distintas. Podemos celebrar el cumpleaños 200 de la Independencia, que es probablemente lo que predominará. Pero otra cosa es un balance de lo que hemos hecho o dejado de hacer y que nos tiene con este malestar interior. Esa evaluación no se está haciendo.

¿Cómo ve la efeméride, entonces?
Existirá un contraste muy fuerte entre el pan y circo que hará el gobierno -algo que la Concertación también habría hecho- y este otro pensamiento profundo que va por abajo y que es muy crítico.

¿Quiénes se hacen cargo de esto?
Nadie. Ése es el problema. La Concertación administró exitosamente el régimen de Pinochet, sin cambiarlo. Ni siquiera la Bachelet fue más radical: no hizo ningún cambio de fondo. ¿Qué hizo con los pobres? Les tiró bonos. ¿Y qué son los bonos? ¡Limosna!

Es llamativo que la primera ley que mandó el presidente Piñera al Congreso haya sido el bono marzo…
Y ahora, como gran cosa, alarga el posnatal… ¡Son medidas populistas de parche!

Los mineros de Copiapó

Estas últimas semanas han estado tomadas por el caso de los 33 mineros atrapados en Copiapó. Usted ha estudiado la minería chilena desde el mundo del trabajo. ¿Ve antecedentes históricos en este caso?
En Chile, la minería la desarrollaron los pobres: los buscones, pirquineros. Chile se convirtió en una potencia minera sobre la base de una tecnología pirquinera que era baratísima. La fase extractiva de la minería estuvo en manos de los pobres; el tratamiento lo hacían los capitalistas, como Edwards y todos esos campeones, que tenían fundiciones; y el transporte lo hacían los ingleses. Y los grandes explotados fueron los pirquineros… ¡los reventaron! Ellos asumían el costo del aumento del transporte y de las ganancias de los intermediarios. Esta explotación hacia abajo llevó a que se redujera la seguridad en las minas: pasó en el carbón y también en el cobre y el oro. ¿Esto que pasa hoy en la mina San José? ¡Historia del siglo XIX!

¿Y por qué se ha producido esta atención enorme de parte de la gente y esta dedicación tan intensa de parte del gobierno?
Bueno, está la solidaridad que siempre han tenido las clases populares de manera horizontal. Eso es normal, no me extraña. De parte del gobierno, responde al populismo, propio tanto de los gobiernos de la Concertación como de éste, más exacerbado en este caso. Porque en estricto rigor éste es el gobierno de los empresarios, pero no puede ser sólo el gobierno de los empresarios: tiene que mostrar una cara populista. Piñera no puede gobernar exitosamente con lógica neoliberal, porque el modelo tocó techo. Para mantenerse en el gobierno tiene que ser populista, no tiene otra, porque la mayoría de Chile está con este “malestar interior”. Y como no hay izquierda, el voto popular se puso mutante…

¿Con ese voto ganó Piñera? ¿No era voto de derecha, entonces?
No, pues. Ese voto mutante crece y crece, porque son todos neoliberales.

Usted dice que no hay izquierda, ¿qué pasó con ellos?
El PS, el PPD y la DC son de hecho neoliberales. Incluso en el discurso: no recuerdan para nada su pasado socialistón. Ni se acuerdan de los mapuches, de los pingüinos ni de los subcontratados. El Partido Comunista luchó para estar en el Parlamento. Y ahora lo logró: está ahí. Entró a la misma lógica del Estado pinochetista, igual que la Concertación. ¡Y ahora están planeando hasta un candidato único el 2014! No hay ninguna alternativa…

¿Y Marco Enríquez-Ominami?
Lo escuché mucho en la campaña y me pareció un tipo que no tenía claras sus ideas, que tenía una confusión total. Lo que pasa es que es joven, hijo de Miguel Enríquez, un poco patudo, un poco farandulero… de todo un poco. Encarnó la expectativa del voto mutante, porque la política se expresa a través de la imagen: la imagen de simpatía de la Bachelet, la imagen del cambio de este otro… él era la imagen de la juventud, de la gente nueva, pero ME-O en sí no tiene peso: no sabe dónde está parado.

Qué piensan los cabros

¿Tiene algo de esperanza para Chile?
Para tener esperanza hay que partir de sus bases históricas. En los años 60, las esperanzas que uno tenía las agarraba de las teorías, de las ideologías, del Che Guevara, de la Unión Soviética, del Partido Comunista, del MIR, de Miguel Enríquez, de Juan XXIII… Hoy no estamos en condiciones de construir esperanza a partir de nada de eso. La única posibilidad es lo que veo entre mis propios alumnos: que los cabros se piensen a sí mismos sobre bases enteramente distintas y construyan sobre esas bases una expectativa de futuro que no pasa por tomarse el poder -este poder-, sino por construir sociedad, por construir cultura, por construir poder localmente. Ahí establecen bases de solidaridad, identidad, creatividad… rock de nuevo tipo, rap de nuevo tipo… todo de nuevo tipo.

¿Y le ve viabilidad a un proyecto así?
La pregunta es: ¿se le debe exigir a esta realidad nueva viabilidad?

La sola pregunta es ilegítima, entonces…
Sí, no tiene validez, porque no son proyectos que se planteen objetivos a largo plazo: son proyectos que buscan construir aquí y ahora. Si llegan a conquistar o a construir el Estado será por su expansión natural, no tienen apuro.

Si entran en la lógica de los partidos tradicionales fracasarán, dice usted…
No lo quieren simplemente: por eso hay 4 millones de cabros que no están inscritos. No están ni ahí con eso. Y si votan les da lo mismo, porque el voto no los identifica, no tiene importancia. El tipo de política que realizan es distinto: es política de red, de asamblea -como los pingüinos-, sin dirigentes, sólo con voceros. Y ahora en los colegios les prohíben las asambleas, así que ¿qué hacen los cabros? Sacan el celular, arman el blog y se comunican. No es la cultura de la toma ni de la revolución, ni siquiera la utopía: es puro pragmatismo.

* Hago la corrección, el periodista se equivoca en el año de publicación de este libro. El ensayo se publicó el año 1990 en Proposiciones: “Chile Historia y Bajo Pueblo”. N° 19, 55-83. Ediciones SUR. El año 2006, lo reeditó Editorial LOM.

Anuncios
22
Oct
09

Debate Presidencial en Materia de Educación

El pasado 19 de Octubre, en la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales se llevó a efecto un debate sobre propuestas educacionales para los próximo cuatro años, para lo cual se pidió a los comandos presidenciales que nominaran quien los represente. La modalidad de pedir a los candidatos, que envíen sus representantes a debatir sobre el área resulta particularmente interesante, por dos motivos, primero se eleva el nivel de la discusión, lo que permite tener lineamientos más claros sobre énfasis y diferencias entre ellos; segundo, permite vislumbrar quienes son los expertos de cada comando, entre los que podría estar el futuro Ministro de Educación. De los invitados tres eran ingenieros y economistas, y uno sociólogo y filósofo; Juan Cassasus (1), representaba a Marco Enríquez Ominami; Manuel Riesco (2), lo hacía por Jorge Arrate; Claudia Peirano (3), por Eduardo Frei; y Harald Bayer (4), por Sebastián Piñera. En una modalidad de tres rondas, la primera de presentación de propuestas, la segunda de puntualización e interpelación y, la última con preguntas del público (5).

El Cambio

“El hecho educativo ocurre en el aula,

no en el escritorio de una burocracia encerrada”

(Juan Cassasus) (6)

Para el equipo de ME-O, si queremos mejorar la educación se deben generar cambios profundos en nuestro sistema educacional, mejoras que no se lograrán con la legislación actual. Para Cassasus, hay que cambiar el paradigma educativo actual, el cual se centra en la “creación de capital humano” mediante procesos estandarizados rígidos, propios de sistemas productivos. Esta visión economicista de mirar la educación, estaría en retirada hoy en el mundo, hablándose de la era de la “post estandarización”. Qué platea para sustituir este modelo, volver la mirada hacia donde se da el hecho educativo, el aula. Lo que se pretende es un cambio de enfoque que sustituya a la formación de capital humano por formación de personas, para lo cual hay que devolver la educación a su base, los profesores. Mediante un aumento significativo en la inversión en el área (7), mejoras en las condiciones de trabajo docente (8), cambios en la estructura del Ministerio de Educación, la creación agencias locales de educación; se propone un paradigma centrado en el aprendizaje  que fortalezca la formación integral, que contribuya al desarrollo ético, estético, intelectual, emocional, corporal, espiritual y social de los alumnos.

La Coyuntura

“Los profesores, hoy día, son el único sector del país

que ganan menos de lo que ganaban hace 40 años”

(Manuel Riesco) (9)

El representante de la candidatura de Jorge Arrate, comenzó su alocución agradeciendo a las autoridades de la Universidad por la oportunidad de posibilitar un debate “crucial para todo el país”. A renglón seguido, comenzó a explicar las características de cómo emerge la llamada deuda histórica (10) que mantiene el gobierno con los profesores, explicación que demandó más del 80% de su intervención. No pretendo hacer un juicio sobre la conveniencia de ocupar un sitio público, para asociarlo a un debate coyuntural, por importante que este sea; lo concreto es, que poco logramos advertir sobre las propuestas en el área del otrora Ministro de Educación. En efecto, más allá de planteamientos genéricos que criticaron LGE, que demandaron la creación de colegios de excelencia por comuna, la extensión de la educación de 12 a 14 años, Manuel Riesco nos dejó con otra deuda, tal vez no tan grande como la histórica, la deuda sobre los planteamientos de su abanderado (11).

La Continuidad

“Este es un país que tiene grandes dificultades

para ponerse de acuerdo en educación”

(Harald Bayer) (12)

Las exposiciones de Claudia Peirano y Harald Bayer, representantes de Frei y Piñera respectivamente, básicamente aludieron a la continuidad de las políticas públicas que en materia de educación se vienen realizando en los últimos 30 años. En efecto, matices más, matices menos, ambos comandos coinciden en la implementación plena de la LGE y sus satélites de combate, la Superintendencia y la Aseguradora de la Calidad. Ambos están por un cambio del Estatuto Docente y, mientras Peirano plantea aumentar en 40% la subvención escolar, Bayer sube la apuesta a un 100%. En general existe acuerdo que el Estado debe asegurar a los padres una educación de calidad, la que se lograría mediante la implementación de múltiples evaluaciones estandarizadas, las que medirían las falencias y avances a lo largo del proceso educativo.

Un aspecto crítico del evento, resultó lo poco adecuado del recinto donde se efectuó el debate. En efecto, el salón –repleto de alumnos y académicos- se hizo demasiado estrecho, los panelistas se encontraban hacinados contra el telón donde se exponían las diapositivas; enfrentando dos problemas, primero tapaban parte del telón, y segundo no podían ver lo que estaba proyectando el contradictor. Un segundo aspecto crítico, dice relación con la poca planificación que se mostró entre la exposición y las diapositivas que se proyectaban, lo que –cualquier profesor lo sabe- ensucia la comprensión. Esto no es menor, ya que muchos de los que exponen hablan del mal desempeño de los profesores en el aula, por lo cual sería importante predicar con el ejemplo.

Foto0027

Notas

1.- Filósofo, sociólogo y educador, de nacionalidad chilena, es considerado como una de las principales influencias en la educación en América Latina. Entre 1989 y 2003, fue especialista principal de la UNESCO para América Latina y el Caribe. Creó y dirigió el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de Calidad en Educación. Actualmente es consultor internacional y director del Centro de Formación Índigo en su país. Es autor de varios libros sobre la educación en América Latina; entre ellos, Tareas de la educación y Claves para una educación de calidad, es coautor de Políticas públicas y reformas educativas, y de La gestión en busca del sujeto. Por aparecer están sus libros La educación emocional o las emociones en la vida y la escuela y La presencia emocional en la gestión

2.- Ingeniero civil industrial, nacido el 29 de octubre de 1947, magíster en economía de la Universidad de Chile y cursó estudios de doctorado en economía política, en el Instituto de Ciencias Sociales de la Academia de Ciencias de la URSS.

3.- Ingeniero Comercial de la Universidad de Chile y Magíster en Economía con mención en Políticas Sociales de ILADES / Georgetown University. Investigadora del Centro de Microdatos, donde también se desempeñó como directora ejecutiva durante tres años. Es directora del Programa de Acreditación de Excelencia Pedagógica (AEP) que se ejecuta en forma conjunta con la Escuela de Psicología de la Universidad Católica. Es consejera de la Fundación Chile y de la Corporación Educacional de la Municipalidad de Peñalolén.

4.- Ingeniero Comercial de la U de Chile y Doctor en Economía, UCLA. Coordinador Académico del Centro de Estudios Públicos, CEP.

5.- La primera y la segunda ronda tenía una duración de 7 minutos cada una, la tercera fue más larga y dependió  de la nominación de la pregunta.

6.- Juan Cassasus, en “Debate: Propuestas de los Candidatos Presidenciales para Mejorar la Educación”. UDP, Facultad de Educación. Ponencia.

7.- 7% del PIB.

8.- ME-O, propone rebajar a 25 alumnos el número de alumnos por profesor. Ver, https://guillermobastias.wordpress.com/2009/07/22/que-propone-me-o-en-materia-de-educacion/

9.- Manuel Riesco, en “Debate: Propuestas de los Candidatos Presidenciales para Mejorar la Educación”. UDP, Facultad de Educación. Ponencia.

10.- “… la deuda histórica se originó al transferir los colegios a los municipios en 1981, cuando al profesorado no se le reconoció el reajuste especial de entre 50 y 90 por ciento del sueldo base, que se les había entregado pocos meses antes, junto a los demás empleados públicos”.

“Dicho reajuste, aparentemente abultado, no hacía sino resarcir en parte menor el recorte de más de dos tercios que habían sufrido sus salarios tras el Golpe. Los EE.PP. fueron aún más afectados que el conjunto de los trabajadores chilenos, que en promedio perdieron la mitad de sus remuneraciones”.

“Como resultado de todo lo anterior, en 1990 los sueldos del magisterio alcanzaban apenas al 28 por ciento de su nivel anterior al Golpe. El conjunto de los empleados públicos. mostraba un deterioro algo menor, puesto que habían recibido el reajuste antes mencionado. Por su parte, el promedio de remuneraciones del país se encontraba en ese momento en un 70 por ciento de su nivel anterior al Golpe”. (Manuel Riesco, El Mostrador, 19 de Octubre de 2009).

11.- Para una mejor comprensión de las propuestas de Jorge Arrate en educación, ver: https://guillermobastias.wordpress.com/2009/07/09/%C2%BFque-propone-jorge-arrate-en-educacion/

12.- Haral Bayer, en “Debate: Propuestas de los Candidatos Presidenciales para Mejorar la Educación”. UDP, Facultad de Educación. Ponencia.

22
Jul
09

Qué propone ME-O en materia de Educación.

Para tratar de entender la propuesta de Marco Enríquez me basé en un esbozo programático titulado: Metas para Gobernar al Chile del Bicentenario, corpus formado por 5 capítulos que está a cargo, cada uno, de un grupo de trabajo interdisciplinario (1) al cual se pueden integrar las opiniones de sus adherentes a través de un blogs. La segunda fuente de investigación es una noticia emitida por CNN Chile (2) el 9 de julio, donde el candidato presenta los tres ejes de su propuesta educacional, la que estaría siendo coordinada específicamente por los académicos Juan Casassus y Juan Ruz (3).Una tercera fuente está constituida por un reportaje del Portal Educar Chile (4), donde se analiza la propuesta educacional del presidenciable.

En una Web sobria y bien construida se perfila un proyecto más bien errático. En efecto, por una parte existe un programa en construcción abierto al debate, pero sin vida, sin diálogo, construida como un cúmulo de opiniones inconexas. Si la idea es generar espacios de discusión constructivos deberían existir moderadores de grupos que permitan encausar las opiniones, formas de comunicación cercana con los coordinadores, cosa que en este esfuerzo no se logra. Por otra parte, en ninguna parte de su Web aparecen los tres ejes de la propuesta educativa que anuncian la televisión y Educar Chile, ejes que uno esperaría estuvieran mejor desarrollados que en una nota periodística.

Pero a pesar de estos escollos se trasluce una propuesta agresiva y ambiciosa, que parte por reconocer que en Chile no se han hecho los cambios que exigía la sociedad en la movilización pingüina del 2006, por lo que plantea volver a colocar en el centro del debate La Educación. En lo inmediato, platea fortalecer la educación pública descentralizándola, organizándola en torno a un sistema nacional de educación; dotarla de mayor infraestructura; la creación de liceos modelo a nivel nacional; y por último, privilegiar una mirada pedagógica por sobre lo administrativo. En la profesión docente, al igual que Frei, propone una nueva carrera docente y un nuevo estatuto fruto de un consenso; pero donde avanza es en mejorar las condiciones de trabajo del profesorado, reduciendo las horas lectivas o en aula; además de reducir significativamente el número de alumnos por curso, con un número de 25alumnos por profesor. Pero donde está la parte más original de su planteamiento es en el enfoque educativo, el que cambiaría su carácter economicista y gestionario por uno humanista y progresista, propiciando una formación integral que contribuya al desarrollo ético, estético, intelectual, emocional, corporal, espiritual y social de los alumnos.

El abanderado hace un guiño cómplice no sólo a profesores y alumnos, sino también a una tradición humanista intelectual que no se siente muy cómoda con esta visión ingenieril que mira a la educación sólo y exclusivamente desde el balcón de gestión y la administración.

De las falencias, a mi juicio resulta inexcusable que no exista una mirada pedagógica a las TICs, sobre todo en un candidato joven qu3343233912_c8366c03e6e se ha expresado profesionalmente con medios audiovisuales. Otra cosa que resulta incomprensible es por qué no incorpora estos ejes programáticos a una discusión más ambiciosa en su Web, tiene el material, un interesante cuerpo asesor que no ha estado expuesto en las últimas componendas políticas en el tema y, puede aportar una mirada menos ideologizada en este ámbito. En definitiva, ME-O tiene un desafío pendiente en el área, hacer de sus propuestas un cuerpo coherente que permita ser leído y analizado integralmente, no en partes como ahora; para esto debe confiar más en las nuevas tecnologías, estas no están sólo para la exhibición, hacen sentido sólo cuando se constituyen en redes sociales que interactúan en un fin común, en este caso su candidatura.

Notas

1.- Raúl Zarzuri, Dir. Centro de Estudios Socio Culturales; Juan Casassus, Doctor en Sociología de la Educación, por la Sorbonne de Paris-Francia; Alejandro Band, Analista de Sistemas; Israel Campusano, Profesor de cibernética; Alfonso Pástene, Colegio de Profesores; Marcelo Fernández; Paulo Gutiérrez; David Carrera, Profesor; Abraham Armijo; Carlos Urquieta; Luis Espinoza; Francisco Donoso: Carolina Rauld; Diana Medel; Claudio Filippi; Angélica Roldan; Gloria Guerra; Laura Naranjo; María Inés Ortiz; Patricia Araya; Marianela Reyes; Daniela Leiva; Juan Ruz, Rector de la U. Humanismo Cristino, Dr. En Educación; Alexis Meza, Israel Campusano, U. de las Américas.

2.- http://www.cnnchile.com/nacional/2009/07/09/las-propuestas-en-educacion-de-marco-enriquezominami/

3.- Juan Casassus: estudió Filosofía en la Universidad de Notre Dame, Indiana, Estados Unidos; Sociología en la Pontificia Universidad Católica de Chile, Psicología del Niño en la Sorbonne, Paris, Francia. Es Doctor en Sociología de la Educación, por la Sorbonne de Paris-Francia. En su desempeño profesional ha ejercido la docencia en Ciencias Sociales en las Universidades de Chile y Católica, es Investigador del Instituto Nacional de Estudios Demográficos, París-Francia y actualmente es Especialista Principal de Educación de la UNESCO.

Juan Ruz: Rector de la U. Humanismo Cristino, Dr. En Educación.

4.- http://www.educarchile.cl/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?ID=196755