Archive for the 'Consejo Asesor para la Calidad de la Educación' Category

10
Ago
10

J.E. García Huidobro: “Este sistema educativo está hecho para mantener las diferencias de clases”

El Centro de Investigaciones e Información Periodística (CIPER)*, Publicó hace unos días una entrevista al Decano de la Facultad de Educación de la Universidad Albert Hurtado, Juan Eduardo García Huidobro. En la entrevista, realizada por el periodista Juan Andrés Guzmán, el académico aborda los resultados de la encuesta CASEN y las políticas implementadas en el área por el presidente Piñera.

======================

J.E. García Huidobro:

“Este sistema educativo está hecho para mantener

las diferencias de clases”

La última encuesta CASEN mostró que la pobreza golpea con más fuerza a los niños: 18,2% de los menores de 3 años es pobre y otro 6,3% es indigente. Juan Eduardo García Huidobro, quien presidió el Comité Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación que convocó Michelle Bachelet y hoy es decano de la Facultad de Educación de la Universidad Alberto Hurtado, analiza en esta entrevista las implicancias que tiene para esos niños un sistema educativo basado en la segregación social y que tiende a perpetuar la desigualdad. Cree que “semaforizar” las escuelas sólo empeorará la situación y, aunque considera que la comisión de “expertos” convocada por el ministro Joaquín Lavín estuvo en realidad conformaba por políticos, cree que sus propuestas son un avance.

En estos días el ministro de Educación se prepara anímica y mediáticamente para dar una pelea contra el gremio de los profesores. Quiere lograr, entre otras cosas, que los directores puedan remover al 5 % de los docentes de sus establecimientos. Así planteado el escenario por Joaquín Lavín, pareciera que despedir maestros fuera el primer gran paso para sacar a la educación chilena de su estado actual y tener profesores de calidad.

Juan Eduardo García Huidobro, decano de la Facultad de Educación de la Universidad Alberto Hurtado, no niega que tener profesores de calidad sea una tarea acuciante, pero cree que el drama en este ámbito no se reduce a los educadores ni se soluciona con despidos.

Para García Huidobro, el eje está en la “brutal desigualdad” de nuestro país. Desigualdad que se manifiesta en la sala de clases, que explota en la encuesta CASEN y que estaba en el corazón del “Movimiento Pingüino” como bien sabe él, pues le tocó presidir el Comité Asesor Presidencial que convocó Michelle Bachelet para resolver el tema.

Los pingüinos fueron un grito brutal. Decían: ‘hicimos un esfuerzo, llegamos a cuarto medio, tenemos que dar la PSU, pero venimos del colegio X y nunca vamos a sacar lo que obtuvo la niñita del Santiago College. Hicimos un esfuerzo pero la sociedad nos ofrece un sistema que no respeta nuestros derechos y es perfectamente desigual”, afirma García Huidobro, recordando la rebelión que puso la desigualdad en la educación en el primer punto de la agenda.

En estos días, otro comité entregó al ministro Lavín una serie de propuestas en las que no aparece este tema. Con todo, a este decano le parece que las propuestas constituyen “la reforma posible” y en ese sentido las valora como un avance.

-Cuando partió la comisión de Lavín sus integrantes decían que esta es una comisión técnica, a diferencia de la que convocó la presidenta Bachelet…
Claro, es tan técnica que no hay nadie que dedique su vida a formar profesores… A mí, en realidad, me parece más bien una comisión de políticos, no de técnicos, pues predomina gente que tiene posiciones políticas, como Harald Beyer, Patricia Matte, más el conjunto de ex ministros de la Concertación. Mi impresión es que es una comisión que busca ampliar el espectro gubernamental, ampliar un cierto consenso respecto de lo que es posible hoy.

-El consenso parece apuntar a mejorar la calidad de los profesores. ¿Qué opina de eso?
Es positivo que haya acuerdo en ese tema. Sin embargo, estoy convencido de que esa no es la bala de plata que algunos creen. Primero, porque nunca en educación vamos a poder arreglar las cosas colocándole solo una pata a la mesa, por fuerte que ella sea. Sobre todo si tenemos un sistema hecho pedazos en términos de segregación social, con diferencias tan brutales. Si no nos preocupamos de la desigualdad de manera importante, estas políticas docentes pueden ser el merengue de una torta inexistente.

Para usted, entonces, el tema más relevante es el de la desigualdad.
Sí. Pero no quiero decir que tener docentes de calidad no sea importante. Lo que digo es que no es el único problema. Porque lo que se puede lograr con buenos profesores en un sistema igualitario no es lo mismo en un sistema como el nuestro. A los profesores macanudos que queremos formar les va a tocar ir a trabajar a una escuelita donde están todos los niños pobres, cuyos padres tienen escasa escolaridad. Así, es muy probable que la escuela siga estando en rojo en el mapa del ministro Lavín.

-¿Qué es para usted lo peor de la desigualdad: que un niño reciba una educación de $300 mil y otro se eduque con $30 mil?
No solamente eso. Porque junto al colegio de $30 mil hay otro de $50 mil, donde van las familias que pueden pagar un poco más; y más allá otro de $100 mil y así para arriba. Entonces, el efecto no es sólo que unos pocos tienen una educación más enriquecida, sino que todos se educan sin vasos comunicantes. Este sistema, como dijo la OECD en 2003, está hecho para mantener las diferencias de clase y no para superarlas. Y ese es un problema gravísimo de nuestro país. Ahora mismo nos estamos haciendo el harakiri con la Casen porque aumentaron los pobres. Sin embargo, nadie dice que aumentaron los pobres mientras sigue habiendo un sector que percibe beneficios 11 veces más altos que el 10% más pobre. Esas son nuestras tremendas desigualdades, un tema que no se toca. Miramos a Finlandia porque tiene buenos profesores, pero no vemos que es el país que tiene la menor desigualdad social del mundo.

¿Qué le parece la idea de semaforizar la educación?
Esa idea tiene dos cosas complicadas. Primero, que como existe una tremenda asociación entre el nivel socioeconómico del niño y sus resultados escolares (asociación que nos vamos a demorar 20 años en cambiar), yo podría hacer el semáforo sin mirar el Simce. Puedo hacer el mapa de las zonas rojas antes de la prueba, viendo puros datos “no educativos”. Y me va a resultar más o menos igual al que hará el ministro. Por lo tanto, es un esfuerzo que no tiene mucho sentido. Segundo, si lo que quiero es darle información a la familia sobre cuáles son las buenas y las malas escuelas, tengo que medir de otra manera. No puedo comparar el promedio simple del Simce de un colegio pagado en Las Condes con el de una escuelita municipal de Tirúa. No tiene sentido hacer eso. Tengo que entregar otro tipo de medidas. Por ejemplo indicar cuáles son las escuelas que logran mejorar más, respecto del origen de sus alumnos; o al menos las que están mejorando.

¿Cree que ese mapa estigmatizará a los pobres?
Honestamente me parece casi sádico decirle a una jefa de hogar que vive en una población pobre de Santiago, que todas las escuelas cercanas son rojas y que las únicas buenas quedan a 8 ó 10 kilómetros de su casa. Ella no tiene ninguna posibilidad de llevar a sus hijos a escuelas de Las Condes y tendrá que seguir enviándolos al mismo colegio. En como tirarle un fardo a la espalda y decirle “señora, está jodida”. Lo mismo para los profesores. El que trabaja en una escuela roja: ¿qué puede hacer? Tratar de huir de ahí lo antes posible. Nadie va a querer enseñar ahí. Es claramente una especie de transferencia de la responsabilidad estatal a la señora de la población. Porque es el ministro Lavín el que tiene que ver cómo el Estado mejora las escuelas rojas y no la señora que debe enviar sus hijos a esas escuelas. No me parece bien pensar que el mercado y la elección de los padres van a mejorar las escuelas. Eso no es verdad.

-Otras de las medidas que quiere tomar el ministro Lavín es permitir que los directores puedan despedir al 5% de los docentes. Y ello porque se critica mucho la inmovilidad que tienen los profesores en el sistema municipal.
Es el mismo simplismo que el mapa: tratar de reducir a fórmulas simples problemas complejos. La inamovilidad que se critica tiene un sentido: se debe a que el profesor trabaja en un servicio en el cual los jefes van rotando. Y si yo tengo un sistema que depende del poder político, y el poder político es rotativo, es normal que, para que ese sistema funcione, yo genere confianzas fuertes. Además, la inamovilidad que se critica no es tal. Se puede echar a un profesor, pero el despido está ligado a causales, a procesos justos, a la posibilidad de defenderse. Si los procedimientos son engorrosos y las causales de despido son excesivamente pacatas, discutamos eso. Pero no digamos que hay inamovilidad.

-Muy bien, pero la idea de fondo es que abriendo la compuerta del despido, los profesores se pondrán las pilas. ¿Es un buen incentivo?
Eso es simplemente ridículo. Esto estaba bueno para los remeros de las galeras: “el que no rema, ¡cha!”. Pero aquí se necesita la astucia y la creatividad de las personas, y eso no se consigue con miedo. Cómo puede alguien pensar que un profesor va a querer a sus alumnos, les va a dar valores y les va a enseñar que la vida vale la pena vivirla, que estamos en una fraterna sociedad, si tiene que hacerlo para que no lo echen. No puede ser. Hay otro punto que me preocupa de las propuestas de los expertos de Lavín: se habla mucho sobre mejorar salarios, pero no hay nada acerca de cómo mejorar la imagen social del profesor; sobre qué hacemos con una profesión que ha sido tan vilipendiada. En los últimos años se ha dicho una y otra vez que los profesores son pésimos y que sacaron su título de cualquier manera. Hay que resolver eso porque esos profesores van a seguir trabajando durante 25 años. Hay que buscar una solución de continuidad que coloque en el imaginario la idea de que no todos los profesores son malos, sino que hay buenos y malos; y que hay muchos excelentes, como en todas las profesiones. Esto no puede ser un puro juego de plata y de incentivos. Aquí está también en juego el prestigio de 150 mil personas que se sacan la mugre todos los días y que no están siendo reconocidos. La contracara del movimiento 2020, que ha tenido muchas cosas buenas, es decirle a gente que está trabajando fuerte desde que se tituló “oye, se acabó el recreo, hay que empezar a trabajar ahora”. Algo tremendamente ofensivo.

-¿Por qué cree que ha habido esa desvalorización de la imagen del profesor?
Hay varias cosas mezcladas. Primero, hay una manera de mirar las cosas que tiene mucho más que ver con la industria de salchichas que con un proceso de educación. Esta sensación de que aquí las cosas pueden ser radicalmente distintas porque yo tomo tres o cuatro medidas y no apreciar los avances. Porque hemos tenido grandes avances. En 1990, del 10% más pobre de la población, solo el 4% ingresaba a la universidad. Hoy lo hace el 18%. Por otra parte, sólo la mitad de los alumnos terminaba la enseñanza media y hoy estamos superando el 80%. Por donde mires la escolaridad de este país ha crecido brutalmente, hasta tal punto que 7 de cada 10 estudiantes que entran hoy a la educación superior son primera generación. Estamos construyendo un país que en 10 años más va a tener una escolaridad absolutamente distinta.

-Pero ahora es muy mala.
Sí, pero ha ido mejorando. Mire, el año pasado hubo un salto en lenguaje bien impresionante. Mi expectativa era que no bajara de nuevo y este año subió poquitito. Un éxito. Y más éxito todavía porque subió matemáticas y ciencias. Sin embargo, el gobierno presentó los resultados como una catástrofe nacional. Extrañísimo, porque era la mejor noticia que hemos tenido en los últimos cinco años. A eso me refiero cuando digo que tenemos muy poco cuidado en mirar lo bueno. Los avances que hemos tenido en educación durante estos 20 años, han sido únicos en Chile. Nunca se había dado un proceso de avances tan sostenido en el tiempo a pesar de la enorme desigualdad.

¿Qué más ha afectado la imagen del profesor?
Claramente lo que más afectó al magisterio fue la enorme baja de salarios que hubo en Chile entre el ‘83 y el ‘90, lo que todavía estamos recuperando. Mire, estamos en una sociedad de mercado en la cual el dinero es muy importante. Si a un profesional lo remuneran mal, se crea la imagen de que es una pega mala. Yo lo veo en los chiquillos que entran a Pedagogía. Los tomo en el segundo semestre y me encuentro con dos cosas bien típicas: se han forjado un sentido muy nítido de “lo choro que es ser profesor”, porque es una pega entretenida y también en términos sociales, porque es un aporte central al país; pero tienen bien claro que se están metiendo en un forro, en una profesión desprestigiada en la que van a tener dificultades económicas toda su vida. Ahí hay un tema a resolver. Entonces, mi propuesta es hagamos un plan para duplicar los ingresos de aquí a 10 años. Creo que eso iría resolviendo muchos temas, desde la autoestima de los docentes hasta el tipo de postulante que entraría a la carrera.

-Cuando existían las escuelas normales los profesores eran los jóvenes pobres más talentosos. ¿Hoy de donde vienen los profesores?
Mire, tenemos alumnos de 500 puntos en la PSU. Y eso significa que el joven que entra a estudiar pedagogía está entre los mejores de su curso si viene de un colegio municipal de zona pobre; o está entre los peores si viene de un colegio pagado.

* http://ciperchile.cl/

Anuncios
25
May
10

Claves para entender el Congreso Nacional de Educación

“En esta materia, tomé una decisión difícil y 
arriesgada, pues no estaba dispuesto a reabrir el 
debate que se había producido durante tres largos años” 
(Sergio Molina) *

El Congreso Nacional de Educación, no fue una de las cosas que marcó la agenda noticiosa del país, eso es obvio la prensa está para cosas más serias, como las razones de la hija del alcalde Sabat para postular al parlamento, o los estilos de vida que se esconden tras el iPhone y el BlackBerry (1), es más, prácticamente no salió en la prensa. Tanto los diarios de circulación masiva como la televisión, se han ocupado profusamente estos últimos 5 años no solo en cubrir la agenda educativa, sino además han representado posturas e intereses en el tema, por lo que la simple omisión de este evento parece a lo menos sospechosa. A cualquier evento, que se convoquen los principales actores sociales que participan del hecho educativo, en un congreso de carácter nacional, por dos días para debatir sobre la educación en Chile, y que el resultado de esta deliberación no constituya noticia es sin duda más sospechoso. Tres meses de debates locales, sectoriales y comunales culminaron en un congreso efectuado el 4 y 5 de septiembre recién pasado y cuyas conclusiones han empezado a circular hace un par de meses. La convocatoria fue amplia, logrando reunir a representantes del magisterio, estudiantes universitarios y secundarios, funcionarios del MINEDUC, padres y apoderados, trabajadores y académicos de la universidad y asistentes de la educación (2), todos ellos, sobre la base de una convocatoria central acerca de los principales problemas de la educación chilena.

Desde que me enteré del evento traté de vincularme a él (3), básicamente por dos razones, la primera era la convocatoria, reunir a representantes del profesorado, administrativos, paradocentes, unido a apoderados y alumnos a discutir su visión de la educación, no es un hecho menor, una convocatoria de estas características no tenía precedentes desde la SUTE (4). La segunda, se constituye en un acto de plena historicidad cívica republicana, es la visión de la sociedad civil organizada en un Congreso. A mi juicio, independiente del resultado coyuntural del encuentro, este se constituye en un hecho histórico porque da cuenta de lo que piensa la sociedad civil, la misma que ha sido convocada en dos oportunidades a ser parte del foro público sobre el tema, Marco Curricular y Consejo Asesor Presidencial, y en ambas se ha retirado con profundos desacuerdos con lo finalmente resuelto. Es histórico por eso, porque da cuenta y documenta la visión en educación que una parte de nuestra sociedad, en un momento en que la educación ha dejado de ser un tema estrictamente académico sino una reivindicación social sentida por la población.

Las organizaciones sociales, cuando se reúnen lo hacen bajo la dinámica del diálogo, la discusión y el consenso; la visión académica se ve confrontada muchas veces con una realidad que puede tornarse en catarsis o en enfrentamientos de opiniones políticas -que no estuvieron ajenas en el evento-, pero que después de la tormenta sobreviene la calma del conceso asumido por mayorías. El Congreso abordó seis áreas temáticas, las que fueron coordinadas por las diferentes organizaciones sociales: Sentido Político del Congreso, a cargo de la CONFECH; Rol Público de la Educación, conducida por los secundarios; Contexto y Futuro de las Leyes de Educación, por el Colegio de Profesores; Financiamiento, por los Asistentes de la Educación; Rol del Estado, por ANDIME; Participación de los Actores Sociales, coordinado por  MDEPA. El resultado de de estas comisiones se entregó en una reunión plenaria al finalizar el día domingo, en clima de orgullo por lo realizado y de preocupación por la senda en que viene transitando nuestra educación

Una Educación Humanista.

El documento cuenta de 6 capítulos, más un séptimo (en la redacción del documento aparece como capítulo 2) que fue un tema que emergió como propuesta de todas las comisiones.

La primera área se centró en la recuperación de la educación pública, sobre la base de una concepción humanista, democrática, que permita la “formación de un tipo de ciudadano pleno e integral, considerando las características sociales, históricas y culturales de nuestro país, Latinoamérica y el Mundo” (5).

La segundo área llama a sentar las bases para la convocatoria a una Asamblea Constituyente, que permita crear una nueva constitución política. Para los asistentes de todas las comisiones, existe una “separación cada vez mayor de la sociedad y el Estado, el que se pone al servicio de los intereses del empresariado y el mercado” (6). Este punto no es menor, ya que los participantes manifestaron la existencia de un divorcio entre la sociedad civil y los órganos del poder estatal, no se sienten escuchados y a veces francamente traicionados; tienen la convicción que la gran mayoría de la población del país no está de acuerdo con el modelo imperante en educación, pero tanto el ejecutivo como el legislativo, a pesar de promesas, obra a favor del mercado. Por eso esta demanda se presenta en forma radical, hay que promulgar una nueva constitución, pero esta además tiene que ser fruto de un acto de plena democracia, una Asamblea Constituyente que de garantías a todos.

La tercera área plantea crear un Sistema Nacional Integrado de Educación, que ponga “fin a la subvención escolar, el financiamiento compartido y toda forma de pago de los padres y apoderados, y la instauración de un nuevo sistema de financiamiento de los colegios del Estado, para asegurar una educación de excelencia a toda la población”; en este sentido, “los colegios privados no contarán con apoyo económico del Estado, a menos que aseguren su no lucro, educación gratuita, sin selección y cumplan todas las condiciones pedagógicas, técnicas, administrativas y económicas que se establezcan, para lo cual el Estado deberá fiscalizar su estricto cumplimiento” (7).

La cuarta área llama al Estado a aumentar el aporte fiscal en educación, llegando progresivamente a un 7% del PIB, como recomienda la UNESCO. Entienden que la educación pública debe cubrir las necesidades totales de la enseñanza prebásica, básica y media; además, “debe garantizar la gratuidad para los tres primeros quintiles de ingreso, en el caso del sistema de educación superior” (8).

La quinta área, calidad de la educación, advierte sobre el deterioro general de la educación, el que se refrenda tanto en el sistema público como el privado, que se encuentra por debajo de los indicadores internacionales con el que el propio sistema se mide; plantea además, elementos relevantes y de plena contingencia con lo que está elaborando la comisión de expertos designada por el presidente Piñera, para cambiar el Estatuto Docente. En efecto, llama a mirar la calidad de la educación desde una perspectiva sistémica, pedagógica, humanista y social, apartándose del carácter instruccional y tecnocrática que impera hoy día. En el plano de la carrera docente, llama a “elaborar una política docente que considere carrera profesional y mejoramiento de las condiciones para su ejercicio, que considere la disminución del número de horas en aula, más tiempo para la planificación y la reflexión pedagógica, menos alumnos por curso, perfeccionamiento permanente a cargo del CPEIP en manos del Mineduc”; además, genere “las condiciones necesarias para que todos los trabajadores y trabajadoras de la educación -profesionales, técnicos, administrativos y servicio- puedan desempeñar adecuadamente y con trato digno sus funciones, deben quedar establecidas y aseguradas, bajo el reconocimiento del interés y carácter público de sus  relaciones  contractuales y del mejoramiento de sus condiciones laborales y salud” (9). No pretende terminar con las mediciones estandarizadas, pero “deben ser revisadas profundamente en sus fundamentos, diseño, características.  Especialmente en cuanto a los dominios del aprendizaje a evaluar, aparte de lo cognitivo. Su empleo debidamente referenciado y aplicado con prudencia es un importante instrumento para la evaluación de la política educativa pública” (10). Además advierte un tema no menor, y que dice relación con la importancia de los medios de comunicación como agentes coeducativos, los que “deben servir de apoyo al del sistema educacional, legislando respecto de su responsabilidad educativa  para que sea consistente con el desarrollo del curriculum educacional” (11).

La sexta área llama a crear espacios de participación social, que permitan poner fin a la exclusión y al monopolio de la tecnocracia en la definición de las políticas públicas imperante hoy; exigiendo al Estado, las autoridades de gobierno y los parlamentarios “la generación  de condiciones para que la participación sea uno de los pilares de la nueva educación, la educación que Chile necesita” (12).

Por último, en la séptima área, se desarrollan 10 medidas inmediatas a implementar, entre las que se incluyen el fin de la PSU, la construcción de un tecnológico nacional del Estado, la eliminación del impuesto al libro, entre otras.

Conclusión

El que era el presidente en ejercicio de la CONFECH, Federico Huneeus, en el discurso inaugural planteó que no sabía si este Congreso era el punto final de la movilización pingüina, o era el punto de inicio de una nueva convocatoria por el mejoramiento de la educación. Sea lo uno o lo otro, el Congreso fue un evento de carácter histórico que le tomó el pulso no sólo a la opinión de los sectores sociales que participan del hecho educativo, sino que además develó algunas contradicciones complejas entre la sociedad civil y el Estado.

Bajar Documento del Congreso (pinche aquí)

* Sergio Molina, Ministro de Educación de Eduardo Frei R., haciendo referencia a su negativa a seguir dialogando con el Colegio de Profesores, sobre la reforma curricular de 1996. El Mercurio, 10 de marzo de 1996.

Notas

1.- Diarios Las Últimas Noticias. “La hija del alcalde cuenta por qué se lanzó al parlamento”, 4 de septiembre de 2009; Diario La Tercera: “los estilos de vida que se esconden tras el iPhone y el BlackBerry”, 5 de septiembre de 2009.

2.- Asociación Nacional de Funcionarios Ministerio de Educación (ANDIME), Asociación Metropolitana de Padres y Apoderados (AMDEPA), Colegio de Profesores de Chile, Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH), Confederación Nacional de Asociaciones de Funcionarios de la Educación Municipalizada de Chile (CONFEMUCH), Confederación Nacional de federaciones Regionales de Funcionarios de la Educación Municipalizada (CONFUCEM), Coordinadora Nacional de Centros de Padres, Estudiantes Secundarios.

3.- Quiero agradecer a la FECH, que me permitió acreditarme como prensa para estar presente en todas las instancias del Congreso, situación que transformó en varias horas de grabación.

4.- Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTE). Agrupaba a todos los sindicatos y asociaciones gremiales del profesorado y personal paradocente de la educación; fue terminada con la instauración del gobierno militar el año 1973.

5.- Conclusiones del Congreso Nacional de Educación, USACH, 4 y 5 de Septiembre de 2009. I. Recuperación de lo Público, tarea urgente, Pág. 5.

6.- Conclusiones del Congreso Nacional de Educación, USACH, 4 y 5 de Septiembre de 2009. II. Una Nueva  Constitución e institucionalidad, necesidad imprescindible para mejorar la educación, Pág. 6.

7.- Conclusiones del Congreso Nacional de Educación, USACH, 4 y 5 de Septiembre de 2009. III. Nuevo marco regulatorio, Pág. 8.

8.- Conclusiones del Congreso Nacional de Educación, USACH, 4 y 5 de Septiembre de 2009. IV. El financiamiento de la educación, Pág. 10.

9.- Conclusiones del Congreso Nacional de Educación, USACH, 4 y 5 de Septiembre de 2009. V. La calidad de la educación, Pág. 12.

10.- Ibíd.

11.- Ibíd. Pág. 13.

12.- Conclusiones del Congreso Nacional de Educación, USACH, 4 y 5 de Septiembre de 2009. VI. La construcción de un movimiento nacional por el derecho a la educación, Pág. 13.

11
May
10

Prueba INICIA, una Discusión Engañosa.

“Nuestros profesores han demostrado que desgraciadamente

no tienen los conocimientos ni las habilidades necesarias

para educar a nuestros hijos”

(Sebastián Piñera) *

La semana pasada se dieron a conocer los resultados de la última medición de la Prueba INICIA (1), programa del MINEDUC que mide los conocimientos y competencias de estudiantes de Pedagogía Básica y Educación Parvularia que estén por egresar. La medición se rindió sobre la base de 43 instituciones tanto públicas como privadas que forman a los docentes chilenos (2), con un total de 3.224 evaluados. Los resultados fueron el reflejo de la mala formación inicial que sufre el profesorado chileno, demostrando sólo un 49% aciertos en Educación Parvularia, un 53% de aciertos en Educación Generalista, 43% en lenguaje, 33% en Matemáticas, 47% en naturaleza, y un 43% en Sociedad; a estos datos habría que agregar uno más preocupante aun, el 94%  de los evaluados adolece de un vocabulario acorde con el desempeño profesional.

Estos resultados, que fueron profusamente interpretados por las autoridades de gobierno, llevando a decir al titular de la cartera de educación, Joaquín Lavín que “vamos a proponer también, a consideración de la comisión de expertos que se formó ayer, buscar fórmulas para que esta prueba tenga consecuencias” (3). Las palabras del Ministro Lavín no son menores, pues a días de conocerse estos datos entrega la formación del “panel de expertos” para reformar el estatuto docente que, coincidencia o no, le da una plataforma argumental y política a los 12 integrantes (4). A mi juicio el problema es otro, y dice relación con la precariedad con que las instituciones superiores están formando a nuestros profesores. Las reflexiones deberían ser otras, por qué personas que no están preparadas están cursando el último año de pedagogía; qué control tiene el ministerio de esta situación; son culpables los jóvenes que se endeudaron en conjunto con sus padres, en recibir el tipo de educación por la cual están pagando; por qué la prueba es voluntaria, en esta línea, por qué no se evaluó la Universidad del Desarrollo, de la cual el ministro Lavín es o fue accionista. En definitiva, por qué el presidente Piñera no pide que el SERNAC se haga parte en favor de los alumnos por propaganda engañosa en contra de instituciones, tanto públicas como privadas, que no están cumpliendo con el rol de formar a los futuros profesores. Sin lugar a dudas, detrás de toda esta polémica se esconde una discusión engañosa, pues se usaron los resultados de la prueba INICIA para sustentar la formación de una comisión encargada de estudiar el cambio del estatuto docente, discusión que se está llevando a cabo sin la pluralidad y representatividad que debiera tener. Perdón, pero a alguien le parece lógico que en la comisión de expertos no estén presentes las organizaciones sociales y gremiales u otros expertos con distintas sensibilidades a la conformación actual. La formación inicial y el estatuto docente son dos de muchas aristas que confluyen en una educación de excelencia, pero obedecen a causas distintas. El tema de la formación inicial es viejo, la OCDE lo denunció el 2004, se advierte de la misma prueba INICIA del 2008 y, a pesar de ello, no existe normativa que regule en forma efectiva la enseñanza superior, tema que desgraciadamente el gobierno no abordó, bueno la oposición tampoco. La prueba INICIA se constituye en el SIMCE de los estudiantes de pedagogía, que en este caso se parece mucho a sus antecesores, el de la enseñanza media y básica.

Bajar Informe INICIA en pdf (Pinche aquí)

*Presidente Sebastián Piñera, Radio Infinita. 7 de de mayo de 2010. (http://www.infinita.cl/titulares/despliegue.tpl?fecha=07/05/2010&hora=11:18:30)

Notas

1.- La primera medición se llevo a cabo en diciembre de 2008, y sus resultados se dieron a conocer en abril del año siguiente. En la prueba participaron 39 instituciones y cerca de 2000 estudiantes de Pedagogía en Educación General Básica.

2.- 20 Universidades del Consejo de Rectores, equivalente al 90% del total; 28 Universidades Privadas, equivalente al 68% del total y; 9 Institutos Profesionales, equivalente al 67% del total.

3.- Joaquín Lavín, en Terra actualidad (http://www.terra.cl/actualidad/index.cfm?id_cat=302&id_reg=1414593 )

4.- Para interiorizarse en el tema, recomiendo: Panel de Expertos para el cambio del Estatuto Docente (https://guillermobastias.wordpress.com/2010/05/05/panel-de-expertos-para-el-cambio-del-estatuto-docente/ )

12
Mar
10

Las Tareas de Piñera en Educación.

Existe consenso entre los comentaristas políticos, que una de las carteras más complejas en la administración Piñerista será la de educación. En parte porque el tema educativo en Chile ha adquirido cada vez más el carácter de demanda social, capaz que congregar en forma transversal a la sociedad como quedó demostrado con las protestas pingüinas del 2006 y los paros del magisterio el 2009; y por otra parte, será el escenario de una batalla al interior del gabinete por potenciar la única figura de perfil político que tiene la UDI, circunstancia no menor si la derecha quiere darle continuidad al gobierno después del 2014. Como la agenda que deberá afrontar la dupla Lavín – Rojas es bastante ambiciosa, bien vale la pena repasar las tareas que deberá afrontar la derecha a partir de este año.

1.- La puesta en marcha de la Agencia Aseguradora de la Calidad de la Educación y la Superintendencia de Educación. Ambas entidades constituyen la viga maestra de la actual LGE, una, la agencia, debería establecer los parámetros cuantitativos acerca de cómo se va a medir la calidad de la educación; la otra, la superintendencia, deberá abocarse a fiscalizar la correcta utilización de los fondos públicos. Según se sabe, el trámite legislativo de ambos cuerpos legales estaría bastante avanzado, por lo cual se espera su promulgación para el primer semestre del año en curso (1).

2.- La ampliación del Consejo de Rectores. Una discusión que tiene dos áreas polémicas, una, plantea la necesidad de ampliar el Consejo de Rectores a las universidades privadas; la otra, contempla la posibilidad de financiamiento estatal a los centros de educación superior privados. En el caso de la última iniciativa, Piñera en su programa de gobierno se mostró partidario de subvencionar  con dineros fiscales a las entidades privadas, situación que ha sido resistida y criticada no solo por las universidades fiscales sino por la gran mayoría de las federaciones de estudiantes. Otro tema no menor asociado a esto, será ver si el titular de educación, Joaquín Lavín se inhibe de la discusión, dada su condición de socio mayoritario de la Universidad del Desarrollo.

3.- Poner en práctica la nueva estructura de la educación básica y media. En efecto, uno de los aspectos más positivos que recogió la LGE del Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación fue el estructurar la educación de acuerdo a los ciclos de vida de los alumnos. Vale decir, la infancia será cubierta entre 1° y 6° básico; la adolescencia entre 7° y 2° medio (conocida como la media menor); y por último la juventud, la media mayor cubierta por 3° y 4° de enseñanza media. Este esperado cambio, requerirá adecuaciones no solo en infraestructura sino también en la formación inicial de los docentes (2).

4.- La Reforma del Estatuto Docente. Si bien, matices más matices menos, existe un amplio consenso en la clase política que deben operarse cambios en el Estatuto Docente, es Piñera quién se ha manifestado más claramente en torno a flexibilizar la normativa interna que rige al magisterio chileno. La medida podría afectar a cerca de 150 mil docentes en ejercicio, situación que no se avecina fácil (3).

5.- Ley de la Educación Pública. Fue presentada al parlamento el 2008, y en cierta medida se convirtió en la moneda de cambio del gobierno de Bachelet para aquellos que planteaban que la LGE sólo tendía a jibarizar aún más la educación pública. En relación al proyecto, no existe nada claro ya que como era de esperarse aún no existen los tan anhelados consensos.

6.- Reconstrucción de la infraestructura Educacional. No existe un catastro exacto, pero se estima que en la zona siniestra por el último terremoto el saldo es devastador, según palabras de Lavín, más de un millón de jóvenes estaría sin clases producto de problemas estructurales en los centros educativos. Esta situación podría obligar al gobierno a postergar algunas inversiones en el área, en pos de enfrentar la emergencia en infraestructura.

Se puede apreciar a simple vista que la tarea no es fácil. En campaña, Piñera generó altas expectativas sobre un mejoramiento real en la educación del país, por lo que ahora, una vez pasado el terremoto, podría empezar otro movimiento, uno social, que como ha demostrado nuestra historia reciente, se encuentra en constante y permanente movimiento.

Notas

1.- Para ampliar el tema ver en: https://guillermobastias.wordpress.com/2009/08/25/claves-para-entender-la-lge/

2.- Para ampliar el tema ver en: https://guillermobastias.wordpress.com/2007/05/22/%C2%BFquien-educa-a-los-adolescentes-una-situacion-mas-de-inequidad/

3.- Para ampliar el tema ver en: https://guillermobastias.wordpress.com/2010/02/22/la-reforma-del-estatuto-docente%E2%80%A6-el-debate-que-viene/

29
Oct
09

Qué dice la 5° Encuesta de la UDP sobre Educación.

“En  general, los sistemas nacionales de educación de

masas tienen un origen público o estatal. La razón de ello

es que suelen estar atados a la expansión del estado nacional

y al deseo de una cierta uniformidad que haga posible la

existencia de un público leal a las instituciones del Estado”.

(Carlos Peña) *

Era razonable que los comandos presidenciales esperaran con serena impaciencia los resultados de la última encuesta de opinión pública de la Universidad Diego Portales (1), esto si bien el instrumento de estudio social no tiene el glamur de la encuesta CEP, se le reconoce por su seriedad metodológica y la solvencia de los académicos que están a cargo. Lo que no era esperable en cambio, es que ésta arrojara un dato marginal pero interesante en cuanto a auscultar la opinión de la población sobre nuestro sistema educativo. En efecto, desde el retorno a la democracia, Chile ha experimentado un debate abierto sobre la conveniencia que existan agentes privados que lucren en educación con dineros públicos; estudios más estudios menos, han hecho pasar demasiada tinta bajo el puente logrando generar bandos claramente distinguibles, situación que quedó plasmada en las posturas que se enfrentaron en el CAPCE (2). En la instancia de debate, se generaron dos bandos, uno pro lucro encabezados por el académico José Joaquín Brunner y el denominado Bloque Social, integrado por profesores, alumnos y apoderados; es más, a tanto llegó el grado de incordia que, este último, redactó un documento alternativo al oficial (3).

Lo sucedido en el Consejo Presidencial es historia conocida, lo que no era conocido hasta ahora en forma tan palmaria y contundente, es cuál es la percepción pública en torno a este debate, en definitiva, qué opina la ciudadanía al respecto. Y es esta pregunta, a tres años de la coyuntura, la que respondió la encuesta de la UDP. Lo primero que nos dice el instrumento, es algo que ya habíamos deslizado en este blog, y es la alta preocupación ciudadana que da al tema educativo, designándolo como la tercera problemática a nivel nacional, por debajo solo de salud y delincuencia (4). Pero es ante la pregunta, ¿Está Ud. de acuerdo con que todas las Universidades privadas debieran pasar a manos del Estado?, donde un categórico 64,5 % plantea premiar al Estado como proveedor único en educación superior (5). Sobre lo mismo, por si existieren dudas “un 63,4% está ‘de acuerdo’ en que los colegios particulares subvencionados deberían pasar al Estado” (6).

A manera de conclusión, me gustaría hacer dos consideraciones. Primero, habla bien de la UDP que, siendo ellos un ente privado, no tenga te2435225wmor en advertir una percepción pública que de alguna forma pone en entredicho su propio accionar. Segundo, educación se impone como una preocupación relevante, la sociedad chilena apuesta cada vez más a lo que considera tal vez la única forma de movilidad social realmente efectiva, y además, ve al Estado como el soporte más serio para encausar esta demanda. Esta nota, marginal en el debate público de hoy, no debiera dejar impávido a los candidatos presidenciales ya que, nada hace predecir lo contrario, es decir, el tema educativo en nuestro país llegó para quedarse.

Baje Aquí la Encuesta

 

* La Provisión Educativa en Chile: requisitos y financiamiento. En, La Reforma al Sistema Escolar: aportes para el Debate; JJ. Brunner y C. Peña Coordinadores. UDP, 2007.

Notas

1.- V Encuesta Nacional de Opinión Pública UDP. Sondeo realizado entre el 21 de septiembre y el 13 de octubre, período en el que se entrevistaron a 1.302 personas mayores de 18 años, residentes de 86 comunas desde 20 mil habitantes entre la I y X regiones, lo que equivale al 85% de la población urbana y al 70% de la población del país. De los 1.302 encuestados, el número de inscritos en los registros electorales es de 922 casos, lo que significa que si la muestra fuera completamente aleatoria el error máximo sería de 3,2%.

2.- Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación. Nombrado por la presidenta Bachelet el 7 de junio de 2006, con el fin de fijar recomendaciones y sugerencias para mejorar la calidad de la educación. Este Consejo, se fijó en plena crisis pingüina, como una medida de sentar a las partes a dialogar sobre el tema. Fruto de este trabajo nace la actual Ley General de Educación, que reemplazó la LOCE pinochetista.

3.- Informe del Bloque Social a la Crisis de la Educación. Para conocer más, ver en: http://guillermobastias.googlepages.com/bloquesocial

4.- Principales Problemas del País. Delincuencia: 22,4%; Salud: 18,1% y Educación: 17,4%. Otros problemas mencionados son Desempleo: 15,2%; Justicia / Seguridad: 10,9; Pensiones: 4,6%; Vivienda: 4,3%; Transporte: 2,6%; Medioambiente: 2,2; Inflación: 1,4%; Infraestructura: 0,8%. V Encuesta Nacional de Opinión Pública UDP, pág. 18.

5.- V Encuesta Nacional de Opinión Pública UDP, pág. 28.

6.- V Encuesta Nacional de Opinión Pública UDP, pág. 29.

25
Ago
09

Claves para entender la LGE

“Hablo sólo por mi cuenta y sin comprometer al grupo de

consejeros que suscribimos este documento.

Lo presentamos al Consejo como una contribución al debate;

para aportar a los consensos y razonar en torno a opciones y alternativas.

Quisimos subrayar la estrecha unidad que existe

en una sociedad democrática y diversa entre

el derecho a una educación de calidad garantizada y la libertad de enseñanza”.

(JJ. Brunner)*

Al terminar su mandato y a más de tres años de la manifestación pingüina del 2006, la presidenta Bachelet promulgó la Ley General de Educación (1), cuerpo legal que reemplazará a la manoseada LOCE (2). En esta línea, para apreciar a cabalidad los alcances estratégicos de la ley que regulará la educación chilena no basta solo con el análisis de su articulado, sino también, indagar en las causas y el contexto en que se originó la misma.

El Acuerdo Brunner / Peña.

“En otras palabras, la educación posee dimensiones públicas,

tanto desde el punto de vista económico como

desde el punto de vista político, que justifican plenamente la injerencia del estado”.

(Carlos Peña)**

acuerdo educaciónCuando aún no se apagaban las celebraciones del cuarto presidente elegido por la Concertación, encabezada esta vez en forma flamante por la primera mujer en llegar a La Moneda, en ese contexto, una noticia que pasó desapercibida empezaba a generar un escenario que ninguna autoridad podía imaginar; el 25 de abril, dos mil estudiantes de Lota marchaban en protesta por las deficiencias en infraestructura del el Liceo C-47 (3). En solidaridad con esto, el 26 de abril 3000 estudiantes marchan sobre Santiago pidiendo mejoras en infraestructura y la gratuidad del pase escolar, situación que derivará en una escalada agitativa que tendrá su punto más alto el 10 de mayo con numerosos destrozos y más de 1200 alumnos detenidos. A esa altura, lo que parecía como la clásica efervescencia estudiantil que empezaba en marzo y terminaba en mayo, empezó a tomar otro cariz cuando los jóvenes quiebran una mesa diálogo con el MINEDUC y, el 19 de mayo, comienzan ocupaciones masivas de colegios en todo el país (4), colocando en la mesa una nueva demanda… “queremos educación de calidad”. Mágico como una lámpara, simple como un anillo, quién podía negar la evidencia de un sistema educativo que segrega y reproduce las diferencias sociales de la cuna, gritado al rostro de una sociedad que se sonrojaba de vergüenza sin poder desmentir algo que estaba en los genes de nuestra conciencia social y, proclamado por jóvenes que eran producto de esa misma educación. Quién podía no hacer eco a ese llamado atávico que prendió como un reguero de pólvora, transformando a jóvenes en verdaderos rock stars y, a la vez, dejando al gobierno en completa “des concertación”, a la sociedad conmovida y a la derecha atónita. El 30 de mayo 500 mil alumnos se manifestaron en todo el país, paralizando el 46,7 % de los 937 colegios con más 8000 mil alumnos en paro (5) que, además pedían el fin del lucro, calificándolo como la principal causa del desastre de la educación en Chile.

El movimiento pingüino, no sólo adquiría un corpus temático que pretendía generar cambios profundos en la estructura político / económica del país, cambios que se plasmaban en el fin de la LOCE y JET (6), terminar con el lucro en la educación y devolverla al Estado. Este discurso, empezó a emplazar a otros actores que sobrepasaban la convocatoria inicial, implementando paros sociales a los que llegaron a adherir más 110 organizaciones sociales, que se manifestaban con jornadas de reflexión y pancartas (7).

La respuesta presidencial fue rápida e inteligente, el 7 de junio de 2006, la Presidenta Michelle Bachelet anuncia la creación de una comisión (8) conformada por 81 miembros integrados por expertos, estudiantes, políticos y religiosos, que en plazo perentorio debería entregar propuestas para mejorar la educación. Fue una medida audaz, en medio de una situación que se le iba de las manos, traslada la discusión a un escenario en el cual nuestra clase política se maneja con soltura y aplomo, la Comisión. Dentro de los 81 convocados (9), la composición de fuerzas quedó bastante equilibrada entre los que estaban a favor y en contra del lucro en educación. Fue tan fuerte la discusión y el intercambio de opiniones que se dio en su interior que, en la subcomisión de Marco Regulatorio (10) presidido por Carlos Peña (11) se dio uno de los episodios más polémicos, y que a la vez marcó el rumbo de lo que sería la actual LGE. En efecto, en la subcomisión Peña (12) la mayoría de sus integrantes tenían una posición adversa al lucro, y ante el hecho de tener que entregar un informe de avance de lo obrado, el sector pro lucro encabezado por el académico JJ. Brunner (13), al verse derrotado, amenazó con quebrar el pre informe y redactó uno paralelo. Ante la posibilidad de quiebre del Consejo, el otrora vicerrector de la UDP (14), siendo crítico al lucro, cedió ante las presiones del bando de Brunner incorporando las observaciones de éste como opiniones de minorías, opiniones que hoy son parte fundamental de la actual LGE.

Lo que viene es conocido, el 11 de diciembre el Consejo presenta el informe final, el que dejó desconforme al denominado “mundo social” que, a esas alturas estaba más preocupado de terminar su año escolar o salir de vacaciones. A continuación, el trámite legislativo que, previo acuerdo político entre la Alianza y la Concertación que tomados de la mano, bajo la correa transmisora del Congreso, tomaron en lo esencial el acuerdo Brunner/Peña en relación a la arquitectura de la nueva LGE.

Qué propone la LGE

“Chile debe mejorar la distribución del ingreso. De lo contrario,

difícilmente daremos un salto cualitativo importante en la equidad  en educación”.

(Sen. Roberto Muñoz Barra)***

Detalle protesta estudiantilQué pactó la cita Brunner-Peña. Refrendar el lucro en educación con fondos públicos, a cambio de establecer una serie de regulaciones en la forma cómo se gastan esos dineros. En efecto, se trata que el Estado pueda fiscalizar los cuantiosos fondos que se entregan a sostenedores privados, los que por casi 30 años han operado sin fiscalización relevante. En esta línea se propone la creación de tres estamentos: una Agencia de Calidad de la Educación, que velará, de conformidad a la ley, y en el ámbito de sus competencias, por la evaluación continua y periódica del sistema educativo, a fin de contribuir a mejorar la calidad de la educación”. (15) “Para ello, esta Agencia evaluará los logros de aprendizaje de los alumnos y el desempeño de los establecimientos educacionales en base a estándares indicativos”. “La evaluación de los alumnos deberá incluir indicadores que permitan efectuar una evaluación conforme a criterios objetivos y transparentes” (16). Una Superintendencia de Educación, encargada de fiscalizar la mantención de los sostenedores en el sistema (17), vale decir, fiscalizar la correcta utilización de los dineros públicos (18). Un Consejo Nacional de Educación integrado por 10 miembros, que estará a cargo de aprobar las formulaciones curriculares y visar los planes y programas de las diferentes áreas lectivas (19).

Un aspecto interesante en la ley, es el que contempla la implementación obligatoria de una figura denominada “Comunidad Educativa” (20), que estará integrada por alumnos, padres y apoderados, profesionales de la educación, paradocentes, docentes directivos y sostenedores educacionales; su propósito será resguardar el cumplimiento del Proyecto Educativo y, velar por el cumplimiento de la LGE en la escuela. Otras formulaciones interesantes, y que dan cuenta de la opinión mayoritaria del Consejo Asesor Presidencial, es rebajar a 6 años (1° a 6°) la enseñanza básica (21), período en el cual no se podrá segregar por rendimiento a lo menos por un año (22); y por último, se establecen mayores requisitos para los sostenedores privados, los que tendrán que contar a lo menos con cuatro años de educación superior (23), tener giro único (24), personalidad jurídica y rendición de cuentas públicas de ganancias y rendimientos (25).

A manera de Conclusión

estudiantes_23Bajo la tutela de un Ministerio, un Consejo, una Superintendencia, y una Agencia, la LGE pretende crear un “Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación” (26); para lograr esto, descansa en forma significativa en dos instituciones –una superintendencia y una agencia-, que hoy su normativa se discute en el Congreso y, para un análisis más detallado hay que esperar a su promulgación.

En lo general, la LGE consagra una provisión educativa de carácter mixto (27), donde el Estado se arroga el deber de “propender a asegurar la calidad de la educación, estableciendo las condiciones necesarias para ello y verificando permanentemente su cumplimiento” (28); el que se verificará con baterías de mediciones estándar en el proceso de fabricar educación de calidad. Apunta en definitiva a generar un accountability a los sostenedores tanto público o privados; pero, son los últimos los destinatarios finales de ley. En efecto, los estudios demuestran que el gremio de los sostenedores privados que reciben fondos del Estado está fuertemente atomizado, los operadores que cuentan sólo con la propiedad de un colegio ascienden al 67% de la matrícula del sector, con un 70,6% del mercado, educando a 736.435 alumnos (29). Este sector, mayoritario, presenta los indicadores más bajos tanto en administración, como en el rendimiento escolar (30). Lo que se pretende es profesionalizar el sector, obligándolos a fusionarse o a ser absorbidos por operadores más grandes que, según las cifras tendrían estándares de productividad más alta (31).

Se logrará con esto la tan ansiada equidad, igualdad y calidad de la educación chilena, creo que es difícil advertirlo ahora; hace falta que el sistema esté operando en su conjunto para saber cómo funcionará. Ojalá no sea necesario tener nuevamente a miles de alumnos en la calle protestando, para empezar a preguntarnos porqué no tenemos educación de calidad en Chile.

Notas

* José Joaquín Brunner, en relación al documento alternativo que presentó al Consejo Asesor de la Presidenta para la Calidad de la Educación en septiembre de 2006, con el fin de afianzar la postura pro lucro en la educación. El Mercurio /2006/10/01/ reportajes)

** Carlos Peña, Revista UDP, n° 03, pág. 3.

*** Senador Roberto Muñoz Barra. Legislatura 355ª , Sesión 65ª, en miércoles 14 de noviembre de 2007 Ordinaria (Diario de Sesiones del Senado Publicación Oficial).

1.- Promulgada el 17 de agosto del 2009.

2.- Ley Orgánica Constitucional de Educación (LOCE), promulgada por Pinochet el 10 de marzo de 1990, un día antes que asumiera el gobierno democrático.

3.- El Liceo se había inaugurado un año antes y se llovía. (Hablan sus Protagonistas. Revista UDP, n° 03, pág. 23).

4.- 25 de mayo, 40 liceos en paro y más de 70 mil estudiantes sin clases. (Ibíd. Pág. 23).

5.- Lunes 5 de junio. Ibíd., pág. 24.

6.- Jornada Escolar Completa ( http://es.wikipedia.org/wiki/Jornada_Escolar_Completa )

7.- Ibíd., pág. 24.

8.- Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de Educación.

9.- Ver nómina de integrantes (http://www.consejoeducacion.cl/view/index.asp )

10.- La Comisión estaba distribuida de la siguiente forma: Presidente, Juan Eduardo García Huidobro; secretaria Ejecutiva, Patricia Medrano; Coordinador de la Subcomisión de Marco Regulatorio, Carlos Peña; Coordinador de la Subcomisión de Institucionalidad, Paulina Araneda; Coordinador de la Subcomisión de Calidad de la Educación, Abelardo Castro.

11.- Carlos Peña (http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Pe%C3%B1a_Gonz%C3%A1lez )

12.- Sesiona los viernes a las 8:30 AM Coordinadores: Carlos Peña, Claudio Castro y Jorge Pavez. Secretarios Técnicos: Alejandra Contreras y Loreto Cabrera.

13.- José Joaquín Brunner (http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Joaqu%C3%ADn_Brunner )

14.- Carlos Peña en ese momento era vicerrector de la Universidad Diego Portales (UDP).

15.- LGE, Art. 7.

16.- Ibíd. Art. 7.

17.- LGE. Art. 50.

18.- Tanto la Superintendencia como la Agencia Aseguradora de la Calidad, están actualmente en sus respectivos trámites legislativos.

19.- LGE. Art. 23, letras a y b.

20.- LGE. Art. 9.

21.- Ver más en: https://guillermobastias.wordpress.com/2007/05/22/%C2%BFquien-educa-a-los-adolescentes-una-situacion-mas-de-inequidad/

22.- LGE. Art. 11, párrafo 6°.

23.- La LOCE pedía como requisito mínimo, que el sostenedor debía tener cuarto año medio rendido.

24.- La LOCE dejaba abierta la posibilidad a una multiplicidad de giros comerciales. Se daba el caso, que un sostenedor podía tener una carnicería o cabaret y un establecimiento educacional.

25.- LGE. Art. 10, letra f.

26.- LGE. Art. 6.

27.- “El sistema de educación será de naturaleza mixta, incluyendo una de propiedad y administración del Estado o sus órganos, y otra particular, sea ésta subvencionada o pagada, asegurándole a los padres y apoderados la libertad de elegir el establecimiento educativo para sus hijos” (LGE. Art. 4, Párrafo 4).

28.- LGE. Art 4 Párrafo 8.

29.- Fe. Montt y otros 2006. Citado en Claudio Almonacid : La Educación Particular Subvencionada como Cooperadora del Estado; en Cristián Bellei, Dante Contreras, Juan P. Valenzuela editores: La agenda Pendiente en Educación, Edit.: Universidad de Chile, 2008.

30.- School choice in Chile: Scale matters. Dante Contreras, Gregory Elacqua y Felipe Salazar.

31.- Ibíd., op. Cit.

22
May
07

¿Quién Educa a los Adolescentes? Una Situación más de Inequidad

Una de las cosas que llamó la atención en la Ley General de Educación (LGE) que envió el ejecutivo recientemente al congreso, es el hecho de no considerar una demanda largamente acariciada por los expertos en la materia, y que dice relación con acortar el ciclo de educación básica de ocho a seis años. En efecto, la iniciativa que fue de pleno consenso en el Consejo Asesor Para la Calidad de la Educación, plantea crear un primer ciclo de primero a sexto básico, un segundo ciclo de sétimo al actual segundo medio, para terminar en un ciclo diferenciado de dos años (tercero y cuarto medio de la actualidad) (1). En este sentido, los fundamentos que avalan este consenso parecen claramente categóricos y de justa consideración:

 

1.- La reforma del año 1967 que cambió de seis años de educación primaria a 8 años de educación básica, estaba orientada a alargar en dos años la educación de los sectores más pobres, situación que no se condice con nuestra realidad actual de 12 años de instrucción garantizada por el Estado.

 

2.- Los sistemas educativos modernos se orientan en base a los ciclos de vida de los estudiantes, en el caso de la infancia (seis años, primero a sexto básico), adolescencia (4 años, sétimo a segundo medio), juventud (dos años, tercero y cuarto medio). A la vez, estos sistemas cuentan con profesores preparados didáctica y metodológicamente para enfrentar las complejidades cognitivas y emocionales de cada uno de estos periodos, situación que debe abordarse desde la formación inicial de los docentes. En este sentido, un paso de esta envergadura requeriría definir tres tipos de profesores para nuestra educación, básicos, enseñanza media y media diferenciada; actualmente sólo existen profesores para niños (básicos) y para jóvenes (Enseñanza Media), cuya formación no está concebida principalmente para trabajar con adolescentes.

 

3.- En la actualidad nuestro sistema ha tendido a corregir esta carencia en la formación inicial de los docentes, supliendo a los profesores de séptimo y octavo por educadores de Enseñanza Media, hecho que si bien sirve de paliativo no es lo óptimo. Claramente se entiende la inconveniencia de educar a un adolescente por un profesional formado para trabajar con niños, por eso el sistema ha tendido a compensarlo con educadores con formación por áreas de especialización para jóvenes. Esta compensación natural deja entrever además las inequidades de nuestra educación, las que demuestran que los sectores más vulnerables de la población -en séptimo y octavo- son educados por profesores básicos; situación diametralmente opuesta se da en los colegios particulares, donde acceden los sectores más adinerados del país.

Si observamos el gráfico de abajo, en la provisión de educación para sétimo básico en sus tres modalidades, vemos que el 80,4% de los docentes que dan esta provisión en escuelas municipalizadas son profesores básicos, a diferencia de los colegios privados con un 28,7%; En el caso de profesores de Enseñanza Media que hacen clases en sétimo básico, se ubican en la proporción de 13,6% en el sistema municipal y 68,5% en el particular.

ciclos.jpg

De lo comentado anteriormente, no parece lógica la omisión gubernamental en este tema, toda vez que muchos pensábamos que ahora, con el aval de consenso que se dio en el Consejo Asesor, que dicho sea de paso no se puso de acuerdo en muchas cosas, se haría justicia a una situación que se viene hablando de hace demasiado tiempo. La adolescencia debe ser cubierta por profesionales que estén formados para las complejas realidades de esta etapa, situación que hoy no existe.

Guillermo Bastías, Stgo Centro, mayo de 2007

 

Notas.

1.- Actualmente en currículo contempla que aprobado el segundo medio, el alumno debe decidir entre la Educación Científica Humanista o la Técnica Profesional; la LGE, contempla una tercera área, la Artística.