Archivo para 29 diciembre 2010

29
Dic
10

El Año que Vivimos en Peligro

“Me parece que es un problema fundamental, porque mientras la ciudadanía en su conjunto no pueda participar de un diseño de una política educativa, no es esperable que nosotros tengamos grandes cambios. Se necesita aunar la voluntad de la ciudadanía con respecto al tema, con respecto a cuánta plata queremos gastar como país en esto, cuáles son las expectativas en términos educacionales que le vamos a proponer a los niños, cómo queremos como sociedad valorar el rol de los docentes”.
(Prof. María Elena Acuña)*

Entre Escila y Caribdis parece estar nuestra educación en estos días. En efecto, en medio del jolgorio de las fiestas de fin de año nuestra clase política encarnada en la Concertación y la alianza por Chile se aprestan a dar forma al derrotero que seguirá nuestra educación en los próximos años. Situación que obviamente cuenta con la complicidad de los medios de comunicación masivos, que están más preocupados en contarnos las bondades del pan de pascua casero o de las reservas hoteleras para el verano próximo(1) que informar y fiscalizar en profundidad las negociaciones imperantes en el tema. Todo esto en un marco pirotécnico, de anuncios, revelaciones y declaraciones que en definitiva cuesta bastante seguirle la pista. Pero, por si Ud. está interesado en saber qué está pasando en el área educativa, aquí les dejo algunas pistas para orientar la discusión, discusión que deberá hacer entre Ud. y su vecino, ya que en este país su opinión no vale nada para la clase política chilena.

La historia se niega a morir

Todo hace suponer que la campaña ciudadana que rechaza la disminución de horas de historia del curriculum nacional está dando sus frutos, a la voz de de historiadores se han sumado los estudiantes, el mundo de la cultura, académicos de otras áreas, gremios, lo que se estaría reflejando en los estudios de opinión con que La Moneda monitorea el problema, situación que habría llevado a pedir al titular de educación que revisara la medida. Este hecho quedó en evidencia en la entrevista que concedió Joaquín Lavín a CNN Chile, en la cual un nervioso ministro balbuceó: “…estoy dispuesto a conversar el tema, sí. Y de hecho algunos me han dicho mira, se cortó hace años atrás la educación cívica, entonces –estoy entrando en un tema político- vamos a entrar hoy día en Chile al voto voluntario, con mayor razón los jóvenes van a necesitar más formación, por ejemplo en educación cívica. Algunos me han hablado de un curso de historia y ciudadanía, que reponga en parte la historia, que hable un poco de estos temas. Estamos dispuestos a conversar porque yo entiendo que estos curriculum son demasiado importantes y deben contar con consensos amplios, pero que se necesita más lenguaje y matemáticas se necesita” (2). Ahora bien, los encargados de la campaña tienen claro que no hay que bajar la guardia, los políticos en Chile tiene dos caras como el dios Jano, por lo cual piensan seguir redoblando esfuerzas hasta que el gobierno anuncie en forma explícita el fin de la medida presidencial.

El zapato chino de la reforma educacional

La clase política, desoyendo los llamados del mundo social y académico aprobó por holgada mayoría la idea de legislar el proyecto de Piñera, con lo cual pasó al senado donde se encuentra radicado en la comisión de educación (3). Pero, lo más complejo, es que al parecer el bloque opositor como quedó demostrado en la votación de la cámara baja, no tiene un punto de vista en común (4). En este sentido, las posturas se encuentran divididas, por una parte el presidente de la DC y a la vez presidente de la comisión de educación del senado Ignacio Walker ha manifestado: “Este proyecto ya no es lo que era. Más allá de la parafernalia, de la suma urgencia, era  básicamente atraer a los mejores directores y docentes para las escuelas. Hoy gracias a las trece indicaciones que presentamos como Concertación se logrará ese objetivo, pero enfocado hacia los establecimientos vulnerables y esperamos mejorar esta iniciativa legal aún más en el segundo trámite legislativo” (5). Por su parte, el senador Fulvio Rossi argumenta: “No vamos a aprobar en el Senado si es que el gobierno no avanza en dos temas importantes: institucionalidad y financiamiento. No basta hacernos cargo del tema del semáforo y reponer las horas de historia. No basta aumentar un poco la subvención para los niños vulnerables, lo más importante es que apuntemos al corazón del problema de la educación pública que es su dependencia a las municipalidades y el financiamiento” (6). El pasado 22 de diciembre, la vocera de la Concertación Carolina Tohá manifestó: “la revolución que Chile necesita requiere de grandes acuerdos y de todos los actores haciendo su aporte y aquí una vez más se optó por el camino de consultar sólo a los cercanos al gobierno, a los que ven la educación como un mercado para hacer negocios” (7). La pregunta que uno le haría al bloque opositor, Walker y Rossi incluidos, dónde están “todos los actores haciendo su aporte”; pueden asegurar los honorables qué el 5% de despidos anuales va a ser seguido de un 5% de nuevas contrataciones. Porque ese es el punto, aquí nadie está pidiendo inamovilidad funcionaria, pero esta  ley tiene olor a exterminio, no ha renovación, equidad y menos revolución.

La invasión de Kuwait

“Lo que no se mide no se mejora” (8), con estas palabras el titular de la cartera de educación fundamentó lo que se denomina “la cultura de pruebas y evaluaciones”, con lo que se pretende mejoras los resultados en el SIMCE, la mayor prioridad para el próximo año. Pero además, y esta vez de la mano del presidente Piñera, se anunció “la reforma de la educación superior que es parte de este gran programa por reformar la educación en nuestro país y ganar la madre de todas las batallas” (9). En qué consiste esta batalla, según trascendidos, en ampliar el Consejo de Rectores integrando a las universidades privadas; las que además deberán concursar en su interior por los fondos estatales. Si asumimos la lógica presidencial, esto se va a dar al calor de una batalla, lo que es una lástima, pues si algo nos enseña la historia –esa misma que el gobierno quiere disminuir en horas-  es que se llega a la guerra sólo cuando los mecanismos del diálogo propios de las democracias no han dado resultado; siendo ese precisamente el punto, aquí no ha habido ningún diálogo, en ese sentido el presidente cita bien a Saddam Hussein, esto se parece bastante a la invasión de Kuwait.

Ha sido un año duro para la educación

“Es obvio, para la cultura de la derecha es preferible que las escuelas sean privadas: ellas son el brazo cultural de la familia y no, en cambio, el lugar donde se expresan los ideales de la comunidad política” (10). La frase de Carlos Peña sintetiza fidedignamente lo que está detrás de los cambios que se están operando en educación, cambios que están destinados a reducir o exterminar en algunos casos la educación pública. Si no se amarra la discusión del proyecto de Piñera a una ley que fortalezca de verdad la educación pública, y eso lo sabe el senador Walker, el gobierno no le va a dar viabilidad y como el ejecutivo maneja la agenda legislativa es cuestión de cálculo saber cuánto le queda de vida a la educación pública.

Ha sido un año duro para la educación, pues ha visto la cara más dogmática del neoliberalismo aplicado al área educativa y que el próximo año pretende caer sobre las universidades estatales, con el sólo propósito de estimular el dogma libremercadista y ensanchar aún más el negocio de la educación particular subvencionada con fines de lucro. Si este fue el año en que vivimos en peligro, producto de las reformas unilaterales que se están imponiendo en el área, el próximo será el año de la guerra como lo planteo el presidente Piñera. Guerra que intentará el salto final a ese gran botín que es la educación universitaria, pero el mundo social ya sabe, ha sido notificado, que en la defensa de lo poco que va quedando están solos, la clase política una vez más les dio la espalda a los anhelos y aspiraciones de la sociedad.

___________________________________

* Doctora en Estudios Americanos mención Pensamiento y Cultura (2006, Universidad de Santiago de Chile). Antropóloga Social (1994, Universidad de Chile). Citado en: Reforma Educacional: las aulas siguen esperando; ver en: http://www.facso.uchile.cl/?_nfpb=true&_pageLabel=notFacso&url=68347

Notas

1.- Excepciones hay, Radio Universidad de Chile, Radio Cooperativa y Radio Bío – Bío. Las Revistas electrónicas El Mostrador, El Ciudadano y The Clinic y El Periodista.

2.- Joaquín Lavín, CNN Chile, 24 / 12 / 2010.

3.- en esta comisión la Concertación tiene mayoría y está integrada por el DC Ignacio Walker (presidente), el PPD Jaime Quintana, el MAS Alejandro Navarro, el UDI Andrés Chadwick, y el independiente de derecha Carlos Cantero.

4.- El proyecto fue aprobado con los votos a favor de los diputados PPD Pepe Auth, Orlando Vargas y Cristián Campos, los DC Jorge Burgos, Fuad Chahín, Jorge Sabag, René Saffirio, Eduardo Cerda, Matías Walker y Gabriel Silber, además de la PRI Alejandra Sepúlveda y de los independientes Miodrag Marinovic y Pedro Velásquez; además de la abstención los DC Pablo Lorenzini, Víctor Torres y Carolina Goic.

5.- Ignacio Walker, en: Senadores comienzan a definir posturas frente a Reforma de la Educación, radio.udechile.cl; lunes 27 de diciembre 2010. Ver en: http://radio.uchile.cl/noticias/96268/

6.- Fulvio Rossi, en: Rossi por reforma educacional: pide incorporar temas de institucionalidad y financiamiento, Publimetro; 23-12-2010. Ver en: http://www.publimetro.cl/nota/cronica/rossi-por-reforma-educacional-pide-incorporar-temas-de-institucionalidad-y-financiamiento/CPIjlw!Wyq0Sh9obqLwjnD8ABnGiA/

7.- Carolina Tohá, en: Concertación considera que reforma educacional es insuficiente, Lanación.cl; 22 de noviembre de 2010. Ver en: http://216.72.168.173/concertacion-considera-que-reforma-educacional-es-insuficiente/noticias/2010-11-22/141547.html

8.- Cuenta Pública Anual del MINEDUC. Joaquín Lavín. Ver en: http://www.gob.cl/informa/2010/12/27/ministro-lavin-presento-la-cuenta-publica-de-educacion.htm

9.- cuenta pública Anual, Sebastián Piñera. Ver en: http://www.gob.cl/destacados/2010/12/27/presidente-pinera-realizo-inedita-y-completa-cuenta-publica-del-primer-ano-de-gobierno.htm

8.- Carlos Peña, en: La revolución educacional de la derecha, El Mercurio; 28 de Noviembre de 2010. Ver en: http://blogs.elmercurio.com/reportajes/2010/11/28/la-revolucion-educacional-de-l.asp

23
Dic
10

¡Paremos el bochorno!

“Resulta incomprensible la decisión mayoritaria de los diputados de la Concertación de votar en contra de la idea de legislar sobre un proyecto de ley que necesita ser mejorado, pero contiene iniciativas positivas”. 
(Pepe Auth)*

La reforma educacional del presidente Piñera, pasó ayer el primer trámite legislativo al ser aprobada la idea de legislar por una holgada mayoría de  67 votos a favor, 47 en contra y tres abstenciones. Situación que llevó a decir al ministro de educación que, “el proyecto no ha sido aprobado por uno o dos votos, sino que por una amplia mayoría. Eso muestra que hay genuino interés por mejorar la calidad de la educación” (1). El holgado respaldo, se gestó producto del voto favorable de los diputados PPD Pepe Auth, Orlando Vargas y Cristián Campos, los DC Jorge Burgos, Fuad Chahín, Jorge Sabag, René Saffirio, Eduardo Cerda, Matías Walker y Gabriel Silber, además de la PRI Alejandra Sepúlveda y de los independientes Miodrag Marinovic y Pedro Velásquez; además de la abstención los DC Pablo Lorenzini, Víctor Torres y Carolina Goic. Ahora, deberá pasar al senado donde tiene fecha límite para su aprobación el mes de enero del 2011, vale decir, se debe promulgar en un mes.

Haber, vamos por parte, qué hay de tras de un proyecto que logra que el diputado Andrade sufra de bochornos, no hay sino una reforma al estatuto docente que permitirá abrir mecanismos expeditos para disminuir la planta de los funcionarios de la educación municipal. En este sentido, tiene razón Gajardo al calificar la ley como una mera reforma laboral. Esto tiene su origen en el permanente descenso de la matrícula de los colegios fiscales, situación que llevó a Lavín a cerrar un número significativo de escuelas públicas de las que necesita despedir a su personal, por eso el acuerdo rápido del gobierno con la asociación de municipalidades, las mayores afectas con la sobre dotación. Aquí, a no engañarse, esto no tiene que ver con la calidad de la educación, esto tiene que ver con una visión ideológica por parte de la derecha y un sector de la Concertación que propugnan por una educación de mercado, entregada al mundo empresarial, sin ninguna responsabilidad por parte del Estado, salvo asegurar la prestación y subsidiar a las familias que no tengan para solventarla; para este sector, la educación pública es una carga demasiado onerosa de la cual hay que desprenderse, como cualquier otra empresa pública… achicar el tamaño del Estado.

Piñera ha introducido cambios ideológicos en el corazón del sistema

“¡Paremos el bochorno!”
(Osvaldo Andrade)**

Desde esa óptica, la medida parece lógica al modelo, Piñera tiene por objetivo despedir al 20% de la planta docente en estos 4 años; esto en el marco de una educación municipal que disminuye su presencia en forma constante, con lo que logra compensar en parte la ecuación. Pero además, Piñera ha introducido cambios ideológicos en el corazón del sistema, ya que ha intervenido el curriculum en materias sensibles, que apuntan a un tipo de formación centrada en competencias, acrítica e instrumentalista; se pretende además cambiar el financiamiento universitario, medida con la cual el Estado se desprendería de la educación superior. Qué era lo que el mundo social y académico le pedía a la Concertación, tiempo, el suficiente como para debatir con todos los actores en la mesa. A la Concertación se le pedía, independiente de lo que ellos estén en condiciones de consensuar en políticas educativas, que dejen expresarse a la sociedad civil que, según las encuestas apoya contundentemente a la educación pública, 67% en la CEP (2) y 64,5% en la encuesta UDP – ICSO (3). Se le pedía en definitiva rechazar el proyecto, con el fin de obligar al gobierno a dialogar, algo tan propio de las democracias; hay muchos que creemos que debe existir una educación pública, de excelencia, no discriminadora y gratuita; una educación que forme seres humanos críticos, reflexivos y solidarios; una educación que sea mirada como lo que es, una relación social y no una articulación empresarial. Cualquier cambio al Estatuto Docente, debería hacerse en el marco de una discusión que contemple también la Ley de Fortalecimiento de la Educación Pública. Se equivoca el diputado Auth, lo que la sociedad civil le está demandando es abrir el debate a algo más que la expertise de su honorable investidura, sino también a expertise de los gremios, los estudiantes, académicos, apoderados… en definitiva sus electores diputado.

Así las cosas, no se ve fácil la tarea en el senado, la Democracia Cristiana, mayoría opositora en la cámara alta, es la más permeable al loby de los sostenedores particulares, los que se constituyen en un poder transversal al interior del partido de la flecha roja, lo que hace predecible el desenlace. Con lo cual, la clase política opositora se aparta aún más de las demandas y realidades de una sociedad que, cada vez tiene un juicio más crítico de su accionar, según no sólo las encuestas sino la mera temperatura ambiente y sentido común. Si algo nos enseña la historia -esa misma que el ministro quiere disminuir en horas-, es que cuando los pueblos no se sienten escuchados y representados en la forma cómo se toman las decisiones, buscan formas de organización y de expresión para hacer sentir su voz, esto ocurre a su vez, cuando los mecanismos que contempla el sistema democrático no están cumpliendo o no están diseñados para cumplir con su objetivo primordial, cautelar y gobernar de acuerdo a la soberanía popular. Por el momento, yo me quedo con las palabras del diputado Andrade, “¡paremos el bochorno!” por favor.

__________________________________________________

* Pepe Auth. Puranoticia, diciembre 22, 2010. Ver en: http://www.puranoticia.cl/titular7/pepe-auth-critico-a-diputados-concertacionistas-por-rechazo-a-aprobacion-general-de-reformas-a-la-educacion

** Exclamación del diputado en medio de la sesión que aprobó la reforma presidencial del 22 de diciembre en la cámara baja. Cit. en La Tercera, 23 de diciembre 2010.

Notas

1.- El ciudadano: Proyecto de Reforma Educacional es aprobado en Cámara de Diputados, 23 / 12 / 2010. Ver en: http://www.elciudadano.cl/2010/12/23/proyecto-de-reforma-educacional-es-aprobado-en-camara-de-diputados/

2.- En la encuesta CEP de diciembre de 2006, ante la pregunta: Si los establecimientos públicos estuviesen en manos del Ministerio de Educación, a igual costo de matrícula y aproximadamente igual distancia, ¿preferiría un colegio administrado por el Ministerio de Educación o un colegio particular subvencionado? Un 67% prefiere colegios administrados por el Ministerio de Educación, un 35% los colegios particular subvencionados y un 4% no sabe o no contesta.

3.- La encuesta UDP-ICSO 2009, ante la pregunta: ¿está Ud. de acuerdo con que todas las Universidades privadas debieran pasar a ser del Estado? Un 64,5% se manifiesta a favor de estatizar el sector terciario de la educación chilena.

19
Dic
10

Segundo día por la historia, la geografía y las ciencias sociales

Para mañana, lunes 20 de diciembre a las 19 hrs., el Movimiento por la Historia, la Geografía y las Ciencias Sociales y los creadores de la Campaña de videos Hablemos de Historia, Hablemos de Futuro, convocan a una segunda jornadaa de reflexión sobre la polémica medida presidencial que pretende disminuir horas de historia del curriculum nacional. La reunión se efectuará en el Parque Forestal, frente al Museo de Arte Contemporáneo (MAC).

La idea, según sus organizadores, es hacer “una manifestación pacífica en la que reafirmaremos nuestro compromiso con la construcción de una sociedad democrática e inclusiva, tal como hemos expuesto en la campaña de videos Hablemos de Historia, Hablemos de Futuro”.

Se invita a participar a “estudiantes, profesores y todos quienes nos han ayudado a difundir el mensaje de la campaña y entienden el valor que la historia, la geografía y las ciencias sociales tienen para nuestra sociedad”.

Últimos videos publicados (Hablemos de Historia, Hablemos de Futuro):

# Paola Volpato (Ver aquí)

# Claudia Pérez (Ver aquí)

# Cristián Campos (Ver aquí)

18
Dic
10

Algo huele mal en la tramitación de la gran reforma educacional

Vienen tiempos de reflexión pero también de acción, y no sacamos nada con quedarnos entre cuatro paredes. Aquí hay que ir a las universidades, volver a las poblaciones, escuchar a los intelectuales…”.
(Claudio Orrego)*

Algo huele mal en la tramitación de la gran reforma educacional del presidente Piñera, no sé si tiene que ver con la nueva o vieja forma de gobernar, pero sí sé que es la forma como no se debe hacer política. Vamos por parte, a finales de noviembre ingresa el proyecto a la cámara de diputados (1) en calidad de  urgencia, para ser tramitado en 15 días. La oposición, crea una comisión de expertos integrada por los académicos Gregory Elacqua (2), Cristián Cox (3) y Pedro Montt (4) que, el día primero de diciembre se reúne con el MINEDUC para plantear sus diferencias y la imposibilidad de discutir un proyecto de estas características en tan breve plazo; en palabras de Elacqua: “yo no estoy de acuerdo con esto, yo creo que un proyecto de ley tan importante para el país como este, requiere un trabajo y un análisis pre legislativo, yo no estoy de acuerdo en legislar en plazos cortos para una reforma tan importante como sería la reforma educacional, yo creo que se requiere un trabajo pre legislativo que significa conversaciones con los distintos actores, socializar las medidas que está proponiendo la oposición y también ojalá mucho mayor trabajo con la comunidad científica académica” (5). Un par de días después, el gobierno le quita la suma urgencia y negocia con la Concertación ampliando el plazo a dos meses, diciembre y enero. Actualmente el proyecto se encuentra en la Comisión de Educación de la Cámara baja (6), donde se le han introducido 40 indicaciones que serán discutidas en sala el próximo 22 de diciembre. Más aún, el día 14 de diciembre los diputados convocaron a los gremios de la educación y a organizaciones estudiantiles a escuchar del propio Lavín los alcances de la reforma educativa, ahí, a la misma hora, en otra oficina la comisión de educación cecinaba y cocinaba los futuros acuerdos en el área.

Haber, el profesor Elacqua de quien no dudo sus intenciones, hablaba de un trabajo pre legislativo que se abriera al diálogo con el mundo social, gremial y académico, sin embargo en menos de una semana los honorables consensuan y amasan la  arquitectura de la nueva ley, entre quiénes, entre ellos mismos. Nadie sabe a la fecha en qué consisten esas 40 indicaciones y cuáles son las negociaciones implícitas en ellas. Pero, lo más grave, la Concertación cayó en la trampa presidencial legislando por la vía rápida y de espaldas a una sociedad que espera que este proyecto se discuta a partir de marzo, como lo expresará Camila Vallejo, presidenta de la FECH, “nosotros queremos que este proyecto se discuta en marzo donde estén presente todos los actores” (7). La Concertación ha dicho, en la voz de sus nuevos rostros, que deben abrirse a escuchar la voz de la ciudadanía; qué tiene de extraño en un régimen democrático que los movimientos sociales quieran que en esta discusión se les escuche, porque esa es la cuestión de fondo, ellos quieren ser escuchados, básicamente por que el proyecto que está en el parlamento es el menos debatido de estos últimos 20 años. Aquí se llamó a un panel de expertos, que sin duda lo son, pero son también la expresión de un sector que se ha vinculado por años con la educación de mercado, un panel que no contó con la opinión experta de un grupo significativo de académicos que observan la educación desde otra perspectiva, no tuvieron el derecho a expresarse los gremios y menos las organizaciones sociales, eso no había ocurrido antes en el área educativa. El accionar, hasta el momento, en que se está discutiendo el proyecto de ley denota una forma de hacer política preocupante, pues se está legislando sin tomar en consideración la voz y la opinión de una parte importante de la ciudadanía. Esta ley debe discutirse en marzo con todas las voces en la mesa, cuál es el apuro, aquí no hay ninguna revolución educativa. Pero además se debe discutir en conjunto con la Ley de Fortalecimiento de la Educación Pública que hoy duerme en el parlamento, eso demostraría con hechos concretos qué propuestas tiene la clase política para salvar la educación pública.

 

* Claudio Orrego: ”No podemos dejar de mirar de frente el reclamo de la ciudadanía”. Radio ADN, 1 /18 / 2010. Citado en Los 40.com, ver en: http://www.los40.co.cr/noticias/Claudio-Orrego-%27%27No-podemos-dejar-de-mirar-de-frente-el-reclamo-de-la-ciudadan%C3%ADa%27%27/939469.aspx

_____________________________

Notas

1.- Boletín n° 7329-04. Honorable Cámara de Diputados

2.- Gregory Elacqua. Director de Instituto de Políticas Públicas de la Facultad de Economía y Empresa, Universidad Diego Portales, Doctor en Políticas Públicas, Princeton University

3.- Cristián Cox. Sociólogo, director de postgrado de la Facultad de Educación de Pontificia Universidad Católica de Chile.

4.- Pedro Montt. Ex subsecretario de Educación, experto en educación del Centro de Estudios del Desarrollo.

5.- La opinión de la Concertación. Gregory Elacqua, Radio Duna, 1, 12, 2010. Escuchar en: http://www.duna.cl/web/programa/opinion-de-la-concertacion/

6.- La comisión está integrada por siete diputados oficialistas: Sergio Bobadilla, Romilio Gutiérrez, Gustavo Hasbun, María Hoffmann, José Kast, Gaspar Rivas y Germán Verdugo; y seis diputados de oposición: Sergio Aguiló, Rodrigo González, Manuel Monsalve, María Saa, Gabriel Silver y Mario Venegas.

7.- Camila Vallejo, “Reforma educacional inicia tramitación con resistencia de la oposición, rectores y estudiantes”. Radio U. de Chile, 13 de Diciembre 2010. Escuchar en: http://radio.uchile.cl/noticias/94332/

15
Dic
10

Lo que se pierde sin la Historia

Claudio Rolle *

 

Uno de los mayores problemas de la anunciada reforma de la educación, definida por el Presidente Piñera como “la madre de todas las batallas”, se refiere a la insidiosa presencia de propuestas de cambios curriculares en medio de un conjunto de medidas administrativas que conforman el cuerpo principal de una iniciativa que se busca presentar como un bloque.

Amparándose en medidas de fomento al estudio de la pedagogía, en la creación en estímulos económicos para el sector, en las formas de renovación de los docentes y las facultades de los directores de liceos y colegios, se intenta introducir una reforma curricular que es de naturaleza distinta al resto de las propuestas.

Esta operación es peligrosa y está cargada de implicancias pues se compromete en ella el desarrollo de los estudios en campos muy relevantes de la formación de nuestros niños y jóvenes, tomándose resoluciones cuyos efectos negativos se verán en un futuro mediato. Por otra parte, como se ha señalado en debates de otros países, una sociedad que margina despreocupadamente la historia de sus escuelas es una sociedad “suicida” y espiritualmente empobrecida, debilitada en sus referentes identitarios y carente de profundidad en sus formas de análisis y proyección.

Sin ninguna fundamentación seria, ni menos respaldada en documentos o informes, se plantea la disminución de las horas de enseñanza en el sector de Historia, Geografía y Ciencias Sociales y en el de Tecnología en beneficio del aumento de horas para Lenguaje, Matemáticas e Inglés. Se trata de una decisión de graves implicancias ya que se restan posibilidades al estudio de sectores fundamentales para el desarrollo de las habilidades para la vida en sociedad por una parte  y de capacitación para la autosuperación por otra.

Es muy baja la meta que se propone un ministerio que está llamado a educar y se conforma con instruir.

Se limitan las horas destinadas a la educación en un sector que favorece el  desenvolvimiento de pensamiento crítico, el estímulo de la capacidad de indagación, interpretación y propuesta y la preparación para la convivencia social, el pluralismo y la tolerancia, expresiones muy relevantes para la formación de ciudadanos libres, informados y participativos.

Se pone en riesgo el ámbito que se ocupa del estudio de la conformación de la identidad social, la memoria, la formación ciudadana y las relaciones sociales, en el que se entregan las herramientas para una comprensión más rica de un mundo variado y cambiante, multicultural y capaz de valorar la diversidad como forma de riqueza. Se limita el campo de estudios donde las ciencias sociales otorgan los instrumento críticos para entender el mundo de la economía y las relaciones sociales que se generan en torno a ella y se restringen las posibilidades para una adecuada formación de los estudiantes en relación con el medio en que viven  y las responsabilidades que ello implica en materia de sustentabilidad y aprovechamiento de recursos y energía.

Con esta reducción de horario se pone en riesgo la fundamental tarea de entregar una sólida formación ciudadana que capacite a los jóvenes para el desarrollo de los  valores cívicos y las diversas formas de responsabilidad y participación democrática.

Quitando el 25 % de las horas de este sector se limitan las posibilidades de que  nuestros jóvenes se preparen adecuadamente para una vida más rica  y desarrollen actitudes que los ayuden a entender las culturas y cultiven las humanidades, sector que cada día más es puesto en valor por la investigación.

Es grave así mismo el que se pierdan horas en el sector de Tecnología, terreno que puede dar muchas posibilidades a quienes están en la etapa formativa y estimular en ellos la creatividad y la capacidad de respuesta a un mundo en continuo cambio. Se ve afectado el porvenir de nuestras niñas y niños en una de las áreas más promisorias para el desarrollo de criterios igualitarios y solidarios, donde la creatividad y la imaginación pueden tener grandes posibilidades.

La justificación de esta medida que implica tantas y tan significativas pérdidas no está suficientemente desarrollada y deja flancos abiertos a la especulación. De factores contextuales se puede conjeturar que es la preocupación por conseguir mejorar los resultados de las pruebas SIMCE y PSU la que determina esta medida. Esto puede dar réditos políticos inmediatos porque en un corto plazo, con más horas en lenguaje y matemáticas se puede lograr alza de puntajes. Sin embargo no sólo existen visiones muy críticas sobre la efectividad y valor de estos resultados sino también se hace evidente la aplicación de un criterio equivocado en cuanto se apunta a la búsqueda de resultados de corto plazo y de medición  estandarizada, es decir al conseguir que los medios de medición indiquen cifras tranquilizadoras sin considerar suficientemente las razones y problemas de fondo en materia de aprendizaje. Se corre el riesgo de conseguir una ilusoria sensación de metas alcanzadas cuando esos indicadores pueden ocultar la carencia o la debilidad de habilidades necesarias para una vida más plena y variada para toda la sociedad.

Extremando los términos existe la sensación de que más que el desarrollo de una educación que promueve un desarrollo integral de la persona y un equilibrado despliegue de sus habilidades para la participación consciente y crítica en la vida de la comunidad, se está optando por una instrucción básica en los ámbitos de lenguaje y matemática, convertidas en  “esencia y base de la educación” por el ministro Lavín.

Ha faltado imaginación en esta propuesta de modificación curricular puesto que se aplica una medida general, poco trabajada en sus aspectos internos, que puede ofrecer en principio resultados en el corto plazo como es el aumento de horas en los sectores que se ven privilegiados. Sin embargo no existe aún claridad sobre el cómo se usarán esas horas suplementarias y no aparece en el escenario de hoy un giro que parezca suficientemente imaginativo que nos lleve a alejarnos de un tipo de formación convencional. Por su naturaleza “omnívora” la historia, y de manera más general las ciencias sociales, ofrecen posibilidades para el desarrollo eficiente y cautivante de las capacidades de lectura y escritura y sólo es necesario poner una cuota de creatividad e inventiva para conseguir una sinergia en esta materia. Incluso en el sector de habilidades matemáticas se podría conseguir un modo de colaboración atractivo y eficaz en los primeros años de formación de nuestros niños pues existen campos de confluencia de materias de interés común. Se debe considerar que para el desarrollo de una buena capacidad lectora está comprobado que se deben leer materias diversas,  considerando no sólo a distintos géneros literarios sino también áreas de conocimiento y su literatura como ocurre con la historia, la antropología u otras formas de expresión de saberes.

Es dable preguntarse si el aumento de horas conseguirá lo que de él se espera. No sirve necesariamente el aumento mecánico de horas de lo que se está haciendo, salvo si se proyecta en la línea de entrenamiento e instrucción para la superación de pruebas. Eso sin embargo implicaría poner los medios por sobre el fin fundamental, enriquecer las vidas de nuestros niños con educación para la vida.

En este escenario ¿No será mejor disminuir horas de lenguaje que aumentarlas para los niños? ¿no será mejor concordar más horas de lectura compartidas entre Lenguaje y Comunicación e Historia, Geografía y Ciencias Sociales? ¿No será posible aumentar las horas de Lenguaje para los profesores para mejorar su capacitación? ¿No será mejor invertir en formas de innovación didáctica? ¿No será mejor modificar las partes de la ecuación y focalizar esfuerzos para enriquecer la búsqueda de puntos de encuentro entre disciplinas y sectores?

Si estas acciones fuesen acompañadas por medidas administrativas que apuntaran no sólo a tener mejores estudiantes de pedagogía sino también a ofrecer un mejor clima de aprendizaje con menos alumnos por aula se lograría un importante avance en la calidad de nuestra educación.

Sobre todo es fundamental trasformar esta situación en que un sector fundamental en la formación para la vida de ciudadanos libres, informados, solidarios y comprometidos con la vida de la sociedad, en una ocasión para imaginar nuevas vías para desarrollar alianzas didácticas y cultivar el terreno fértil y basilar de la lectura en conjunto con el sector de Lenguaje. Aprovechemos este difícil trance para poner más imaginación y mayor creatividad en las tareas de enseñanza haciendo un esfuerzo serio por la integración de conocimiento y el desarrollo equilibrado de habilidades y competencias de nuestros niños. Trasformemos este momento que puede ser muy negativo y limitante para la formación para la vida en una oportunidad de ensayo de nuevos desafíos.

Consideramos que la enseñanza histórica es una parte de la cultura general puesto que permite incluir a los estudiantes en la sociedad en la que vivirán, haciéndolos  asimismo capaces de participar en la vida social y que esa preparación es tan importante como la del dominio básico de las operaciones de lectura y escritura y las básicas de matemáticas. Es muy baja la meta que se propone un ministerio que está llamado a educar y se conforma con instruir.

Frente al dilema que la reforma curricular propone hay que  insistir en que no se han contemplado vías más imaginativas y creativas y que se ha optado por una vía imprecisa y poco discutida fuera del ámbito ministerial lo que choca con las ideas liberales que por otra parte el propio ministro reivindica con frecuencia.

Deseo y espero un grado mayor de reflexión y sensatez en la modificación del curriculum, que se atiendan las sugerencias del CNED y que las autoridades correspondientes tengan la disposición a escuchar ideas y argumentos antes de aplicar una modificación que puede tener consecuencias profundas en el largo plazo aunque puedan disimularse en lo más inmediato.

________________________________

* Profesor del Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Extraído de El Mostrador (Ver aquí)

11
Dic
10

Declaración Pública

El jueves 9 de diciembre, en la sede del Colegio de Profesores, se efectuó una conferencia de prensa del MOVIMIENTO POR LA HISTORIA, LA GEOGRAFÍA Y LAS CIENCIAS SOCIALES EN LA EDUCACIÓN CHILENA. En la oportunidad, estuvieron presentes Gabriel Salazar (Premio Nacional de Historia 2006) y Viola Soto (Premio Nacional de Educación 1996), además del destacado docente Rolando Pinto (director postgrado Educación de la Umce), Claudio Rolle (Académico del Instituto de Historia de la PUC), Sergio Grez (Académico del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Chile) y María Soledad Jiménez (Académica de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano). Acompañaron la adhesión actores sociales relevantes en el ámbito educativo, como Jaime Gajardo (Presidente del Colegio de Profesores), Camila Vallejos (Presidenta de la Fech) y estudiantes de la Asamblea del Liceo Manuel de Salas. En la cita, se entregó una declaración pública donde se fustiga la medida ministerial de disminuir las horas de historia, por considerarla inconsulta, autoritaria y antipedagógica.

____________________________________

Declaración Pública

Hace ya tres semanas que el ministro Lavín anunció la reducción de horas de los sectores de historia,  geografía y  ciencias sociales, y  educación tecnológica del currículum nacional, medida que ha provocado numerosas y autorizadas manifestaciones de rechazo, al tiempo que las demandas de debate sobre la fundamentación de las medidas anunciadas no han sido satisfechas. Hasta la fecha, el Ministro de Educación, principal responsable de estos cambios, no ha dado una respuesta adecuada a los emplazamientos hechos desatendiendo  las diversas solicitudes provenientes de la ciudadanía. Las medidas anunciadas son de importancia y resultan insidiosas y peligrosas para la formación de nuestros niños y niñas. Estas iniciativas son,  tanto en la forma como en el fondo, un agravio a la convivencia democrática y a la participación ciudadana,  y una expresión de autoritarismo y secretismo que nuestra sociedad no merece.

Nos parece que esta disminución horaria obedece a una visión sesgada de la educación, que restringe significativamente la opción de entregar una formación amplia a nuestros estudiantes, limitando sus posibilidades de transformarse en sujetos capaces de aportar críticamente al desarrollo de la sociedad. Con esta medida, se sigue reduciendo la educación al entrenamiento de habilidades funcionales para el mundo laboral y se debilita la formación de personas que puedan convertirse en ciudadanos y ciudadanas activas y críticas, con conciencia de su pasado y su identidad y como sujetos responsables de su entorno y de su futuro, capaces de entender el mundo en que viven en su diversidad y riqueza, con pluralismo y capacidad de integración.

Nos oponemos a la decisión ministerial por que muestra un claro desconocimiento del debate sobre el tema y se funda en la presentación de argumentos parciales y tergiversados sobre lo que conduciría al mejoramiento educativo, inspirados en experiencias internacionales parciales y completamente ajenas a nuestra realidad social, económica y cultural. Sorprende, de hecho, la total carencia de ideas y argumentos que trasciendan la reduccionista y caprichosa  idea de que los sectores de matemáticas y lenguaje son la base de toda educación.

Consideramos que la medida no tiene fundamentos pedagógicos suficientes, dado que no es el aumento de horas lo que gatilla el cambio, sino la forma en que se trabaja con ellas y la disponibilidad de espacios para el adecuado trabajo profesional de los docentes. Esta iniciativa desconoce, a su vez, la importancia de la lectura como herramienta para la comprensión del mundo, así como el aporte fundamental que hacen en esa dirección el estudio de la historia, la geografía y las ciencias sociales, áreas que con una adecuada estrategia, fortalecen la competencia lectora de nuestros estudiantes. La reducción horaria, en ese sentido, produce un desequilibrio en la formación y no beneficia en nada la educación de nuestros niños, salvo en el entrenamiento para pruebas estandarizadas.

La inconsistencia de esta medida tiene que ver también con su carácter inconsulto y autoritario, diseñada por el  gabinete ministerial que da la espalda a la comunidad nacional y escolar, que no considera la opinión de los especialistas y que desconoce la realidad educativa y las causas profundas de los problemas que aquejan a nuestra educación.

El impacto negativo de la reducción de horas en áreas relevantes, se verá acentuado con las otras iniciativas que el Ministerio ha impulsado en el marco del proyecto de Ley, ya que este, desde un modelo de control gerencial, refuerza el entrenamiento en torno a metas descontextualizadas y a evaluaciones estandarizadas, bajo la lógica de premio-castigo y de la competencia entre escuelas, buscando resultados inmediatos que se pretenden convertir en lo que no son: un barómetro de la “calidad” de la educación.

En los hechos, el Ministro Lavín y su equipo, están hipotecando el futuro de los niños, impidiendo su formación integral y su desarrollo como personas pensantes y creativas. Por ello, emplazamos al Ministro a terminar con el autoritarismo, a no seguir dando la espalda a la comunidad y a considerar la opinión de los demás actores involucrados, como la del propio Consejo Nacional de Educación, instancia especializada que ha puesto al descubierto la inconsistencia de este tipo de decisiones.

En definitiva, es la comunidad educativa entera la  que ve con perplejidad e impotencia como se empobrece aún más nuestro sistema educacional, lo que hace urgente que se derogue la reducción horaria y se discutan democráticamente las iniciativas impulsadas en el último tiempo, abriendo una discusión amplia, participativa y con fundamentos, para introducir los cambios que verdaderamente requiere la educación en nuestro país.

De lo contrario, serán los propios niños -de los que tanto habla el Ministro- quienes sigan pagando la ceguera y el reduccionismo de las autoridades.

Santiago 9 de diciembre de 2010.

MOVIMIENTO POR LA HISTORIA, LA GEOGRAFÍA Y LAS CIENCIAS SOCIALES EN LA EDUCACIÓN CHILENA

10
Dic
10

No a la Disminución de Horas de Historia (3° parte)

“No saber lo que ha sucedido antes de 
nosotros es como ser incesantemente niños.”
(Marco Tulio Cicerón)

La medida presidencial, que pretende reducir las horas de historia del curriculum nacional está generando un fuerte rechazo en la ciudadanía, primero se manifestó el ámbito académico, los historiadores, alumnos, a lo que ahora empieza a agregarse el mundo de la cultura. En este sentido apunta la reunión que mantuvo ayer el Colegio de Profesores con el Movimiento por la Historia, Geografía y las Ciencias Sociales de la Educación Chilena, representado por el Premio Nacional de Historia 2006, Gabriel Salazar; el Premio Nacional de Educación 1996, Viola Soto; los historiadores Claudio Rolle y Sergio Grez; en la cita también participó el presidente del Centro de Alumnos del Liceo Manuel de Salas y la presidenta de la FECH Camila Vallejo. En la reunión, coincidieron en rechazar la medida por considerarla, primero una imposición ya que se tomó sin un debate previo, en esa línea aseguró Rolle se pretende con esto “cambiar educación por instrucción. Me parece muy peligroso para una educación que quiere ser más democrática, que se tomen medidas en forma autoritaria e inconsulta”. A lo que se apunta no es una cuestión menor, el curriculum no es sólo la suma de determinados contenidos y habilidades que deben aprender los alumnos, es también el tipo de personas que queremos formar en esos alumnos. Por lo tanto, hacer cambios tan sensibles requiere no sólo de un debate amplio y pluralista, sino también democrático; recordemos que el actual marco curricular se realizó producto de un largo debate que culminó el año 98 con el marco curricular de enseñanza media; por lo que la medida presidencial tiene algo de soberbia, ya que  como lo expresa Sergio Grez “No fueron consultados los profesores, no fueron consultados los organismos gremiales, no fueron consultados los especialistas, esto fue cocinado en el Ministerio de Educación por el círculo de hierro del señor Joaquín Lavín, quienes no son especialistas en educación”. En efecto, lo que se empieza a evidenciar es un cambio a los fines de la educación, asociándolos a una visión mercantilista, tecnocrático, propio de la visión que tienen los ingenieros de los procesos productivos de una empresa, a lo que Grez remarca, “el propio ministro es un ingeniero comercial, lo que ha quedado demostrado en el paquete de disposiciones que supuestamente constituyen una reforma educacional, pero que a nuestra opinión no son más que medidas dispersas que no constituyen un todo coherente. Sólo son medidas administrativas y cambios curriculares que son medidas retardatarias. De lograrse la promulgación de estas leyes, volveríamos a los niveles educacionales que había cuando terminó la Dictadura”.

Pero la medida también está empezando a causar escozor en el ámbito de la cultura, cómo queda demostrado con la iniciativa que está llevando a cabo el blog Enseñanza de la Historia y Reforma Educacional, que está reuniendo el testimonio de diferentes gestores del mundo del arte para, a su manera, hablar de porqué la historia sí importa. Hasta el momento, están los testimonios de de los actores Delfina Guzmán, Francisco Melo y Andrés Kalawski, pero la idea es seguir sumando a músicos, escritores y artistas. A continuación les dejo el testimonio de dos actores, los otros se pueden descargar desde su sitio de acá.

Emilia Noguera

Francisco Melo


_______________________________