18
Nov
10

El Peligroso Debilitamiento del Curriculum Humanista en la Educación Chilena


Pero, ¿cómo un país, que tiene un interés serio en la educación,
se la entrega a los ingenieros? No se puede elegir 
una profesión más ajena a una comprensión amplia y generosa
de la educación. Un ingeniero es bueno para hacer caminos y puentes…”
(Carla Cordua)*

El ministro Lavín, anunció ufano el día de ayer “el mayor cambio al curriculum y al horario escolar que se haya hecho en los últimos años”, para continuar diciendo que la medida es “sólo comparable al aumento de horas que significó la jornada escolar completa” (1). La medida, que comenzará a regir el 2011 pretende fortalecer tres áreas evaluadas por el SIMCE, lenguaje, matemáticas e inglés. Lenguaje aumentará de 5 a 7 horas semanales entre quinto básico y segundo medio; matemáticas aumenta una hora de quinto a octavo año básico, y dos horas en primero y segundo medio; inglés aumenta una hora de quinto a sexto básico. Para adaptar la carga horaria propuesta por esta medida, se disminuirán horas a las áreas de historia y educación tecnológica. La medida, que si bien parece razonable, deja entrever algunas situaciones que el MINEDUC debiera especificar más claramente, pues a simple vista resultan a lo menos extrañas.

Primero, si se quiere de verdad estimular la comprensión lectora y el raciocinio matemático, porqué no se hace de primero a cuarto básico que es donde de verdad debe hacerse. En este sentido, no puedo estar más de acuerdo con Mario Waissbluth, quien manifestó que la medida era una buena “muleta” para los alumnos que llegan a 5° básico ya “cojos” (2). La evidencia indica, que es en la enseñanza básica donde  se debe aprender a leer y a operar y razonar con las matemáticas, entonces, por qué Lavín interviene de quinto a segundo medio y no lo hace de primero a sexto básico, la enseñanza básica que estructuró la LGE (3). En qué se empleará el aumento de horas, según el ministro, “la idea es que hayan más hora para hacer ejercicios de matemática y para que los alumnos aprendan a redactar mejor” (4), o sea, se pretende que los alumnos ejerciten competencias que, como lo indica el SIMCE, la mayoría no podrá desarrollar ya que tienen escasa comprensión lectora y bajo razonamiento matemático.

Segundo, se produce un peligroso debilitamiento del área humanista en el curriculum nacional. Primero fue filosofía, que quedó reducido a un área de segundo orden en la reforma curricular  del 94, ahora le toca a historia quien verá disminuida su carga horaria en 40 horas al año, lo que incidirá según el curriculum readecuado, en debilitar los contenidos de historia universal e historia de Chile. Pero, más allá de esto, como lo expresara claramente Alfredo Hocelyn-Holt a La Tercera, es “lamentable” que se disminuyan las horas de Ciencias Sociales, y asegura que “un país sin memoria histórica es un país cada vez menos sensible y con menor sentido público”. Y agrega que es fundamental que los jóvenes tengan conocimientos de historia, debido a que “quienes no tengan esa conciencia, no saben dónde se ubican en el tiempo (…)” (5).

Tercero, esta readecuación horaria viene darle la razón a aquellos que no están de acuerdo con las Reformas Basadas en Estándares (6), en el sentido que termina priorizando sólo los contenidos que miden los estándares, reduciendo la educación sólo a lo que mide el SIMCE, razón por la cual muchos de los países de alto desempeño en pruebas internacionales, entre ellos Finlandia, no los utilizan. Sería ingenuo reducir la pedagogía a competencias en lenguaje, matemáticas, inglés y educación física, dónde se ubica la formación ética, intelectual, emocional, artística, el pensamiento lógico, la creatividad, etc… es decir todo lo que realmente debiera interesar en la formación de nuestros jóvenes.

Por último, nadie niega la importancia de la correcta formación en lenguaje y matemáticas, pero Lavín está aplicando el correctivo en el lugar equivocado. Todos sabemos que nuestra educación tiene un problema en su base, la enseñanza básica, pero, qué se hace, se interviene la enseñanza media. Digámoslo una vez más, esta medida tiende a hacer aún más light el currículum, el que como siempre no afectará a los sectores más acomodados del país, sino a los más vulnerables, que verán disminuidas sus posibilidades de ampliar el conocimiento crítico de la historia y la sociedad. No quiero ser mal pensado, pero ojalá no sea esto el fin último que persigue la curiosa medida del presidente Piñera.

______________________________________________

* Entrevista a Carla Cordua. The Clinic n° 355, año 11 del jueves 5 de agosto de 2010.

Notas

1.- “Mineduc aumentará en 800 horas las clases de Matemática y Lenguaje”. La Tercera, 17/11/2010. Ver en: http://www.latercera.com/noticia/educacion/2010/11/657-308135-9-mineduc-aumentara-en-800-horas-las-clases-de-matematica-y-lenguaje.shtml

2.-  La Segunda, miércoles 17 de noviembre de 2011.

3.- La Ley General de Educación (LGE), modificó los ciclos de estudio de la enseñanza básica y media. La básica tendrá una extensión de de 1° a 6° básico; la media menor abarcará de 7° a 2° medio; la media mayor abarcará de 3° a 4° medio.

4.- La Tercera, 18 de noviembre del 2010.

5.- Para profundizar sobre el tema, ver “La Política de Reforma Basada en Estándares aplicada a Chile. Otra mala idea”. En: https://guillermobastias.wordpress.com/2010/11/05/la-politica-de-reforma-basada-en-estandares-aplicada-a-chile-otra-mala-idea/

6.- La Tercera, 18 de noviembre del 2010.

Anuncios

4 Responses to “El Peligroso Debilitamiento del Curriculum Humanista en la Educación Chilena”


  1. 1 steve
    noviembre 18, 2010 en 8:49 pm

    Es como la famosa frase de Brecht: primero, buscaron a los comunistas, después, a los judíos, etc. Como dices, en este caso, primero, eliminaron a los filósofos, después, a los profesores de francés (un idioma poco rentable) y ahora, le toca a los historiadores (¿qué importa lo que pasó antes de la tarjeta Presto?). Es lamentable pero seguramente, el próximo paso será poner nombres rentables a los colegios: por ejemplo, el Instituto Nacional podría ser el Instituto Único, Grande, Nuestro (gracias a un subsidio de la Cerveza Cristal), etc.

  2. 2 steve
    noviembre 18, 2010 en 8:56 pm

    De hecho, gracias a Google, aprendo que la famosa frase no es de Brecht, sino de Martin
    Niemoller, un clérigo aleman anti-fascista, encarcelado por los Nazis.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: