Archivo para 24/09/10

24
Sep
10

Liceos Bicentenario, los liceos de la clase media

Esta semana, el ministro Lavín dio a conocer la nómina de los primeros 25 Liceos Bicentenarios, la mitad de un total de 50 que prometió el presidente Piñera en su período de gobierno. La información entregada por el titular de educación es interesante, ya que con cifras concretas y criterios de adjudicación, podemos empezar a comprender el derrotero que seguirá nuestra educación en los próximos cuatro años.

Los Montos

El gobierno entregará un monto diferenciado de recursos, de acuerdo a si el liceo es nuevo o si se reconvierte para estos efectos. Los colegios que se construirán bajo esta modalidad, suman 7 y recibirán un aporte estatal individual que asciende a los 1000 millones de pesos; en tanto, si el colegio ya existía y se reconvierte bajo la modalidad de excelencia, recibirá 500 millones de pesos. Dentro de los requisitos que deberán solventar estos sostenedores, se pide una “biblioteca de calidad” para los alumnos de sétimo a cuarto medio, y para los alumnos de séptimo que ingresen a marzo de 2011, se les deberá dotar con un notebook por alumno y una pantalla digital o data show por sala.

Los Elegidos

Según las bases de licitación que entregó el MINEDUC, el proyecto Bicentenario está abierto a la participación de liceos tanto fiscales o con fines de lucro. Esta vez, la cifra repartidora se dividió en 23 liceos fiscales y sólo dos particulares subvencionados.

The Accountability

Los liceos favorecidos tendrán una concesión de 10 años, en la cual serán fiscalizados por una nueva entidad denominada Secretaría Técnica de Educación. Esta entidad, que aplicará a lo menos dos pruebas estandarizadas por año, exigirá que los establecimientos estén entre el 10% de los mejores niveles de rendimiento del lugar donde se emplacen. En lo inmediato, exigirá que para la mediación SIMCE 2013, los colegios deban tener un promedio de corte equivalente a 285 puntos en octavo, y 295 en segundo medio; además de un puntaje mínimo de 585 en la PSU. Ahora bien, qué pasa si los colegios no cumplen con los estándares exigidos por la Secretaria Ministerial, deberán retirar el “título bicentenario”, pero, según las bases de licitación, se podrán quedar con los implementos comprados con fondos estatales.

Conclusión

Los liceos bicentenario, qué duda cabe, funcionaran bien y probablemente muchos estarán por sobre los estándares que se les exigen, serán una bonita cifra, pero que sólo abarcarán a 3000 alumnos, una cantidad exigua en comparación al universo escolar. En cambió, será una muestra más del alto nivel de segregación y discriminación social que sufren los más pobres del país, los que no podrán optar a estos colegios hechos fundamentalmente para la clase media. Por otra parte, me parece discutible la forma en que se selecciona a los sostenedores, por qué se le entregarán 1000 o 500 millones de pesos a entidades que pueden lucrar con ella y, además, peor aún, si no cumplen con los estándares se pueden quedar con la inversión. No quiero pecar de excesiva suspicacia, pero qué pasa si un sostenedor recibe 1000 millones, construye un colegio y después de 10 años no da el ancho, se queda con el colegio, claro, eso sí, deberá quitarle el emblema bicentenario.

Fuentes

Mineduc.cl

La Tercera, 22 de septiembre de 2010.

El Mercurio, 23 de septiembre de 2010.