Archivo para 24 junio 2010

24
Jun
10

“La competencia en educación es una locura de la derecha”

En el marco del un seminario organizado por Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación (CEPPE), de la Universidad Católica; en el cual se analizaron las debilidades de la educación chilena, el destacado académico de la Universidad de Stanford, Martín Canoy (1), presentó su último libro titulado: “La ventaja académica de Cuba ¿Por qué los estudiantes cubanos rinden más? (2)”. En el que aborda las ventajas de una educación centralizada por el Estado, criticando duramente el modelo economicista imperante en Chile; para el especialista: “El Estado debe intervenir en Educación, no existe otra respuesta.  Es el camino que han seguido países líderes en educación, como Corea, Finlandia, Taiwán y la misma Cuba.  No es comunismo, es un Estado que asume responsabilidad para brindar una buena educación a sus niños” (2).

Debido a la relevancia de lo expresado por el académico, reproducimos el artículo del periodista de El Mostrador, Jaime Retamal, donde aborda los principales lineamiento de su presentación en Chile.

——————————————————————————

“La competencia en educación es una locura de la derecha”…Martín Carnoy experto de Stanford de visita en Chile

Por: Jaime Retamal
Fuente: www.elmostrador.cl (24.06.10)

La posibilidad de dejarse llevar por los prejuicios era alta. Invitado por la Pontificia Universidad Católica. Alojando en un hotel cinco estrellas del Barrio el Golf. Alumno de doctorado en economía de Milton Friedman, Schultz y Arnold Harberger en la mismísima Escuela de Chicago. Compañero de curso de Ernesto Fontaine, Sergio de Castro, Rolf Lüders y Carlos Massad en la época de formación de nuestros “Golden Chicago Boys”: economistas –al decir de ellos mismos- que han aplicado los sanos principios de la buena economía (aquella que responde a la naturaleza humana) en nuestro Chile desde que Pinochet fue Pinochet.

Sin embargo, la conversación que sostuvimos por más de una hora con Martín Carnoy, superó con creces cualquier prejuicio. No se trata precisamente de un “outsider”, un aparecido o un rebelde. Martín Carnoy es actualmente profesor de la Escuela de Educación de la Universidad de Standford. Ha trabajado en los organismos internacionales más importantes realizando estudios sobre la realidad educativa de diversos países. Actualmente está trabajando en Sudáfrica, tratando de descubrir factores relevantes para diagnosticar su nivel educacional. El año 2003 fue jefe del equipo de la OCDE que revisó y evaluó las políticas educativas en Chile, aunque -precisa- conoce a Chile desde hace tiempo: vino varias veces antes de la dictadura y varias después, nunca durante. Ha escrito innumerables papers, algunos de ellos –junto a Patrick McEwan- muy relevantes para comprender nuestra realidad educativa. Hoy está en Chile para presentar su último libro editado por el Fondo de Cultura Económica, titulado “La ventaja académica de Cuba ¿Por qué los estudiantes cubanos rinden más?”.

Humilde en su forma de ser y racional –apegado a las evidencias- en todos sus argumentos. En el lanzamiento de su libro, la sala Matte del Centro de Extensión de la UC no dio abasto. Martín Carnoy un verdadero rock star de los estudios de educación comparada. Un troyano en el sistema de mercado y de la productividad educacional. Un Chicago Boy verdadera y auténticamente díscolo.

La locura de la derecha

Nos dice rotundo, como rotundas son las evidencias, que allá o acá, en USA o en Chile, “¡la idea de crear competición entre escuelas es muy tonta!” Insiste en que “Chile es un chiste”, tan famoso en el mundo por tener un Estado ordenado y tan mal y despreocupadamente que gestiona la educación pública. Se lamenta de nuestra necedad para aplicar las correctas políticas de educación que harían cambiar el sistema. “Si Chile no hubiera cometido el error de crear el sistema de voucher en la época de la dictadura y en vez de ello se hubiese preocupado de la formación de buenos profesores, Chile hoy tendría la mejor educación del mundo”. El punto es que la ideología de la derecha es ciega al sentido común. Para Martín Carnoy el curriculum, la formación de profesores, la gestión de los directores no deben estar entregadas al mercado. Y no por comunismo o fascismo es que se debe de centralizar todos estos procesos, es simplemente porque la evidencia lo demuestra: “En Cuba está centralizado y en Finlandia también, y funciona muy bien en ambos países”. Lo central es el imperativo moral -insiste- de resguardar, para los niños, una educación de calidad. El resto es ideología.

“Si quieres mejorar la educación tienes que mejorar la formación de profesores y la formación de directores de escuelas: este es el secreto”. Le preguntamos por los semáforos de Lavín, por los liceos de excelencia, por premiar a los mejores liceos en el SIMCE, por entregar toda la información a las familias para que decidan mejor, por la prueba INICIA. Se indigna. “Es como subvencionar al Real Madrid y al Barcelona. Para qué. Así siempre va a haber una liga primero, otra segunda y otra tercera; los demás no podrán nunca ascender, y además tendrán que jugar siempre con los que quedan, pues la liga premier se llevará siempre a los mejores profesores. Es un sistema que crea más exclusión. Van a crear simplemente más desigualdad. ¿Cómo puedes crear la competición sin un zero same game? Simplemente el actual gobierno tiene una mala idea e insiste en esa mala idea. Los datos en todas partes del mundo muestran que todo lo que ellos hacen no es la solución: hay al menos 30 estudios que muestran que eso no es la solución, pero ideológicamente ellos no pueden hacer otra cosa, es lo mismo que hacen con la salud; la derecha simplemente no quiere admitir que un sistema privado no funciona. Chile, por más de 30 años, ha evitado la solución”.

Es categórico: “Todo el sistema escolar chileno es de baja calidad. Si tomamos las mejores escuelas chilenas y las comparamos con sus similares en el mundo, están simplemente en el promedio. Es como cuando alguien juega fútbol en su país sin ver por televisión otras ligas del mundo y cree que porque es el mejor en su medio local, podría tener el mismo rendimiento en otros países. El sistema privado no funciona para los más ricos tampoco y las cifras lo demuestran claramente… la idea de crear competición es una locura de la derecha”.

El “secreto” de la calidad

“La idea de crear instituciones de elite no es el secreto, si quieres mejorar la educación tienes que mejorar la formación de profesores y la formación de directores de escuelas: este es el secreto”. Una idea -un poco riéndose de Joaquín Lavín pues sabe que no lo hará y conoce de su idea como alcalde de Santiago de importar médicos cubanos- es la de importar de Cuba cinco mil profesores para enseñar a los profesores chilenos cómo enseñar, guiar, orientar, y discutir las didácticas y metodologías. “Si puedes simular a los buenos profesores, no importa como lo hagas, puedes crear o re-crear esas mismas condiciones acá en Chile.” Sin embargo, es muy escéptico: “Ni en el 2050 habrán hecho lo obvio para mejorar el sistema. ¿Por qué? Simplemente por ideología.”

Ciertamente la desigualdad de base social se replica en la escuela. Pero, la forma más fácil de cambiar esa desigualdad es por medidas financieras y fiscales. Es muy difícil cambiar esa desigualdad por medio de la escuela y las cifras –nos lo repite- son muy claras en este caso. Pero esta imposibilidad no tiene nada que ver con creer que no se puede mejorar la calidad y el rendimiento de los estudiantes.

El Estado Chileno debe mejorar la capacidad del sistema (sus profesores) y no significa que no haya buena capacidad, pero va a las mejores escuelas y todo el resto, la de regular y mala calidad, va al resto de las escuelas. Se debe mejorar la calidad de la capacidad de todo el sistema, en todos los niveles, “pero no es que los profesores chilenos sean tontos, no se les debe echar a ellos la culpa, la culpa es de las facultades pedagógicas que también están entregadas al sistema de libre mercado. En Chile el sistema no les enseña a los profesores –vuelve con la analogía fútbol, sea porque en su juventud fue entrenador, sea por el Mundial- a jugar bien”.

De algo si culpa socarronamente a los profesores en Chile. Los profesores cubanos que tienen la mejor formación de matemáticas en las universidades y que enseñan mejor matemáticas en las escuelas, usan lápiz y papel en la sala de clases. Hacen muchos ejercicios. Pero además, muy importante, discuten con los estudiantes los errores. “En Chile no se discute el error. En Cuba sí”.

Notas

1.- Carnoy es Doctor en Economía por la Universidad de Chicago y en 1969 se incorporó a la School of Education de Stanford, donde contribuyó a la creación del International and Comparative Education Program. Actualmente es profesor de Educación y economía de esta universidad y presidente de la Comparative and International Education Society. Es autor de numerosas publicaciones sobre la educación y el desarrollo económico, la política económica de Estados Unidos, el papel del estado en el cambio social y los cambios de la economía internacional. En Chile, es consejero del CEPPE.

2.- http://www.libreriasdelfondo.com/LF_Catalogo.asp

3.- Martín Canoy, 22 de junio, Centro de Extensión de la UC.

18
Jun
10

Chile, al Son de las Vuvuzelas

Digo más: ya que estaba despierto, me duché, levanté y salí 
"a reportear" a la calle. Y lo que vi raras veces se ve: 
caras contentas en vez del habitual gesto amargo. 
Un Santiago con caras buena onda es algo extraordinario. 
Para ver caras buena onda normalmente uno debe 
ir a Buenos Aires, a La Habana, a Madrid; 
ahora las tuvimos a domicilio. ¿Qué más se puede pedir? 
Sólo una cosa más: patearles los 
dientes a los coños y a los suizos. 
(Fernando Villegas) *

Se dice que hay momento para todo, en ocasiones de celebración a nadie se le ocurriría ponerse a  leer el Ulysses de Joyce o, a la inversa, en medio de una clase magistral ponerse a tocar una vuvuzela; en cada caso, dice el sentido común, se debe actuar en consonancia y sana prudencia. Este sano predicamento parece haber perdido toda lógica a la hora del mundial de fútbol de Sudáfrica 2010, situación que se veía venir ya desde las eliminatorias. En efecto, lo que se supone una fiesta del mundo deportivo, ahora, por obra y gracia del mundo político, los medios de comunicación y “ciertos intelectuales”, se ha transformado en una hecatombe efectista llena de superficialidad pirotécnica, donde cada uno quiere sacar su pedazo de rating.

Vamos por parte, a riesgo de parecer odioso, ¿a alguien le puede parecer coherente que los noticiarios centrales de los canales de televisión, a todo evento, abran con los primeros 30 minutos dedicados al fútbol?, para luego, destinar parte importante del resto de la programación a difundir, con el mismo pretexto, todo tipo de lugares comunes y superficialidades; no hay profundidad, no existe investigación periodística, sólo trivialidad. En la trastienda del oropel del fútbol se esconde el mundo real, de jóvenes de bajos recursos que ven este deporte como la única vía para salir de la pobreza. Como lo expresara el camerunés Samuel Eto, “correr como un negro para mañana vivir como un blanco”, el fútbol es una cuestión social mucho más profunda que modelos bailando y, peor aún, opinando de cualquier cosa.

En el caso de los políticos, si bien hace tiempo que se manifiesta una franca farandulización de esta actividad, esta vez la situación llegó al límite del paroxismo y del mal gusto. Si bien, y con cierta dignidad, la ex presidenta Michelle Bachelet viajó a Sudáfrica a presenciar el debut de nuestra selección, la gota gruesa vendría a cargo del ejecutivo y el legislativo. El primero, al ver que el horno no estaba listo para el show, después del frío recibimiento que obtuvo el presidente en Juan Pinto Durán, no encontró nada mejor que ir a pasar una noche en una mediagua, para después ver el partido con los damnificados de Dichato; todo esto, bajo la atenta mirada de las cámaras de televisión. Si el presidente quiere mejorar los ítems de confianza y credibilidad que le son adversos en la encuesta Adimark (1), este, claramente no es el camino; es preferible ver un presidente sobrio, en su elemento, pero atento a buscar soluciones reales a los principales problemas del país. En el caso de los parlamentarios, si Ud. pensó que ya nada lo sorprendería, la gota del mal gusto y la ramplonería superó sus límites. Entre pelucas multicolores, vuvuzelas, apuestas, el parlamento dio una vez la nota alta, pero no la de la mesura y buen gusto desgraciadamente.

Los intelectuales, aquellas raras perlas que transitan por los pasillos de los “programas serios de televisión”, aquellos que ponen una cuota de cordura ante los avatares del mediatismo farandulero de la televisión comercial, esta vez, como poseídos por fiebre, sus análisis han sido superficiales, cayendo en un maniqueísmo básico que asemeja una justa deportiva a una guerra. Nada sobre el fútbol y el rol que este juega en lo social, nada sobre los alcances de la transnacional del fútbol, la FIFA (2), nada de nada.

Curiosamente, la actuación más ponderada ha venido de los que menos se esperaba, vale decir de sus principales actores, los jugadores y su director técnico, Marcelo Bielsa. En efecto, ha sido “el profesor” y sus pupilos los que han mantenido la actuación más ponderada, celebran con algarabía cuando hay que hacerlo y, a la vez, mantienen la prudencia en la palabra y en el análisis.

Por último, la política siempre echará mano a viejas maniobras para mantener la estabilidad y la tan manoseada gobernabilidad, pan y circo decían los romanos para mantener al pueblo contento; hoy día, desgraciadamente, en alianza entre medios de comunicación, políticos e intelectuales la frase sería pan y mundial. Yo, en lo personal me quedo con la ponderada actitud de Bielsa y sus entrenados, la que debería servir de ejemplo para otros, aquellos que tanto adoran el deporte popular.

* Copa 2010, La Tercera, jueves 17 de junio de 2010.

Notas

1.- Las mayores debilidades del presidente Piñera, según la encuesta Adimark de abril y mayo de 2010, se encuentra en los ítems confianza y credibilidad. En Abril, en el área credibilidad, es aprobado por un 61%, con un 38% de rechazo; en tanto, en el área confianza, es aprobado con un 59%, siendo reprobado por el 40%, su área más deficitaria. Al mes siguiente, mayo de 2010, en confianza, es aprobado por un 62% y rechazado un 38%; en credibilidad, es aprobado por un 58% y rechazado por un 41%, su peor cualidad según la encuesta. Para mayor información, ver en: http://www.adimark.cl/web/estudios-gobierno-mayo.html

2.- Para una mejor comprensión sobre el tema, ver: “Las cuentas oscuras de la FIFA”, por David García, en Le Monde Diplomatique, junio 2010.

11
Jun
10

Los gadgets del Ministro Lavín

“llega un momento en que tomamos a un estudiante en el cual
 el Estado ha gastado 30 mil pesos mensuales 
(que es aproximadamente el valor de la subvención) y lo ponemos 
junto a otro en el cual su familia ha gastado 200 mil 
pesos mensuales y les decimos, ¡ya, compitan! 
Y según el resultado de esa competencia, la sociedad distribuye
 sueldos y condiciones de vida...” 
(Fernando Atria)*

Una tendencia preocupante          se empieza a advertir en la cartera de educación, y consiste en articular una agenda con medidas cortoplacista, efectistas, en definitiva una política llena gadgets (1), que no apuntan a solucionar la crisis que atraviesa la educación chilena. En el corto plazo, el otrora alcalde de la lluvia en Las Condes y la nieve en Santiago Centro, ha anunciado una serie de medidas a lo menos curiosas. Una, plantea generar incentivos económicos a los colegios municipales y particular subvencionados que estén dentro de los 150 mejores puntajes en el SIMCE; estos premios, que van desde los 3 a 15 millones de pesos (2) sólo podrán ser canjeados por implementos deportivos, libros, computadores y enciclopedias. La medida es delicada, ya que un alto porcentaje en la incidencia en el puntaje de los establecimientos se debe a gentes externos a la escuela, como el nivel de ingreso familiar, el nivel educacional de los padres, el entorno socio cultural de la familia, entre otros. La medida tiende a segmentar y a discriminar a niños de menores recursos, pues el regalo contempla además a los colegios particular subvencionado que, muchos de ellos, cobran una subvención compartida al apoderado.

El otro gadgets, es aumentar las horas mínimas de matemáticas a los estudiantes; según explicó Lavín a La Tercera “”Tenemos un problema grave en matemáticas. Chile está mal en todas las mediciones (nacionales e internacionales) que hacemos”. Y añadió: “Voy a someter al Consejo Nacional de Educación (una moción para) que aprueben un cambio en el currículum, aumentando las horas de matemáticas. Es un decreto que voy a dar a conocer los próximos días”” (3). Haber, hace unas semanas se criticaba que los profesores no sabían enseñar matemáticas y, ahora quieren que esos mismos profesores hagan más clases de matemáticas.

Por último, la guinda de la torta, es la implementación de los llamados Liceos Bicentenario; red de 50 instituciones de excelencia educativa que se construirán en los próximos 4 años, y cuya implementación comienza el 2011 con los primeros 15 liceos. La medida presidencial, que fue calificada por Lavín como “la vía rápida a la movilidad social” (4), pretende colocar un nuevo escalón a nuestro sistema educacional, la educación de excelencia; situación que no sólo tiene implicancias sociales, sino también políticas. En el plano social, tiende a segmentar aún más nuestro sistema escolar ya que no ofrecen una solución válida para la mayoría los alumnos de enseñanza media sino para una minoría, generando un circuito privilegiado dentro del sector municipal. En palabras de Fernando Atria: “Es lo mismo que descremar la educación pública, repasarla y sacarle a todos los destacados. ¿Qué va a pasar con el resto, que de paso, es la mayoría? Bueno, van a quedar en una educación pública aún más desprestigiada” (5). En el plano político, la autoridad hace mención explícita aun hecho no menor, en Chile existen dos tipos de educación, una de calidad para la mayoría y otra de excelencia para la minoría. Ahora bien, más allá del sesgo segmentador de la medida se oculta otra consecuencia brutal, y consiste que durante los últimos 30 años de aplicado este modelo educativo, en que se nos aseguró una educación de calidad para todos, no sólo estamos lejos de conseguirlo, sino que además ahora se devela la etapa superior de la calidad, la excelencia; excelencia basada además en el rígido modelo educativo de los llamados liceos emblemáticos.

El ejecutivo se ha empeñado en ser él el que ponga el último ladrillo a la educación de mercado en Chile, la discusión a puertas cerradas del estatuto docente así lo demuestra, así como estos gadgets que nos regala el Ministro Lavín ahora. Curiosamente, son los parlamentarios concertacionistas, los que ayer votaban con los dientes apretados políticas educativas que le imponía su propio gobierno los que deberán votar las leyes que se avecinan; tal vez ahora, libres de los compromisos que significan ser gobierno estarán más dispuestos a representar la soberanía popular, que en definitiva fue la que los eligió.

* Fernando Atria, “Los 50 liceos de excelencia son una medida publicitaria”, en:  http://juegosdematenoticias.blogspot.com/2010/05/fernando-atria-abogado-phd-en-edimburgo.html

Notas

1.- Un gadget es un dispositivo que tiene un propósito y una función específica, generalmente de pequeñas proporciones, práctico y a la vez novedoso. Los gadgets suelen tener un diseño más ingenioso que el de la tecnología corriente (Fte. Wikipedia).

2.- ¿Es justo que se premie a colegios por resultados del Simce? Radio Bio-Bio, Miércoles 9 Junio 2010. En: http://www.radiobiobio.cl/2010/06/09/es-justo-que-se-premie-a-colegios-por-resultados-del-simce/

3.- Mineduc elevará horas de matemáticas tras malos resultados Simce. La Tercera, miércoles 09 de junio de 2010 | PAG: 19.

4.- Lavín: Liceos de excelencia son para nosotros la vía rápida a la movilidad social. Radio Cooperativa, 03/06/2010. En: http://www.cooperativa.cl/lavin–liceos-de-excelencia-son-para-nosotros-la-via-rapida-a-la-movilidad-social/prontus_nots/2010-06-03/141710.html

5.- Fernando Atria, “Los 50 liceos de excelencia son una medida publicitaria”, en:  http://juegosdematenoticias.blogspot.com/2010/05/fernando-atria-abogado-phd-en-edimburgo.html

04
Jun
10

Para hablar del Simce hay que conocer sus resultados

El precio de la libertad es la eterna  vigilancia. 
Thomas Jefferson

El título de este post no pretende ser provocador, por el contrario, sólo quiere poner el acento en un tema crucial para fundamentar la libertad de información y de opinión, vale decir, tener acceso a la información sobre los resultados de la prueba Simce 2009 que se dieron a conocer esta semana. En efecto, el análisis general de la prueba Simce solía publicarse año a año en la página web de la institución, para el que lo quisiera descargar. Esto era así hasta el año pasado, ya que a partir de este año sólo se pueden ver resultados parciales, remitidos a colegios individuales. Esta extraña situación, la corroboré personalmente llamando a la institución Simce, la que me informó que, por de momento, los datos no serán publicados y, peor aún, no se sabe cuando se hará.

En lo personal, me parece preocupante que el Ministro Lavín imponga esta nueva política, que en la práctica permite ocultar información a la ciudadanía, rompiendo de esta forma con una sana tendencia que se venía gestando en el país, es decir hacer más transparente la información. Por mi parte, me permito desde esta humilde tribuna, apelar a la conciencia democrática de las autoridades gubernamentales para revertir una tendencia que, de prosperar, podría ser altamente nociva a la convivencia democrática.

Cómo no puedo escribir sobre el tema, dejó a continuación algunos link donde el lector podrá apreciar los balances de algunos especialistas sobre el tema. Especialistas que, de alguna manera, tuvieron acceso a una información que hoy por lo menos no está al alcance de todos.

Análisis de Pedro Montt (El Mostrador)

Análisis de Mario Waissbluth (Educación 2020)

Análisis de JJ Brunner (El Mercurio)

Análisis de Colegio de Profesores