25
Ago
09

Claves para entender la LGE


“Hablo sólo por mi cuenta y sin comprometer al grupo de

consejeros que suscribimos este documento.

Lo presentamos al Consejo como una contribución al debate;

para aportar a los consensos y razonar en torno a opciones y alternativas.

Quisimos subrayar la estrecha unidad que existe

en una sociedad democrática y diversa entre

el derecho a una educación de calidad garantizada y la libertad de enseñanza”.

(JJ. Brunner)*

Al terminar su mandato y a más de tres años de la manifestación pingüina del 2006, la presidenta Bachelet promulgó la Ley General de Educación (1), cuerpo legal que reemplazará a la manoseada LOCE (2). En esta línea, para apreciar a cabalidad los alcances estratégicos de la ley que regulará la educación chilena no basta solo con el análisis de su articulado, sino también, indagar en las causas y el contexto en que se originó la misma.

El Acuerdo Brunner / Peña.

“En otras palabras, la educación posee dimensiones públicas,

tanto desde el punto de vista económico como

desde el punto de vista político, que justifican plenamente la injerencia del estado”.

(Carlos Peña)**

acuerdo educaciónCuando aún no se apagaban las celebraciones del cuarto presidente elegido por la Concertación, encabezada esta vez en forma flamante por la primera mujer en llegar a La Moneda, en ese contexto, una noticia que pasó desapercibida empezaba a generar un escenario que ninguna autoridad podía imaginar; el 25 de abril, dos mil estudiantes de Lota marchaban en protesta por las deficiencias en infraestructura del el Liceo C-47 (3). En solidaridad con esto, el 26 de abril 3000 estudiantes marchan sobre Santiago pidiendo mejoras en infraestructura y la gratuidad del pase escolar, situación que derivará en una escalada agitativa que tendrá su punto más alto el 10 de mayo con numerosos destrozos y más de 1200 alumnos detenidos. A esa altura, lo que parecía como la clásica efervescencia estudiantil que empezaba en marzo y terminaba en mayo, empezó a tomar otro cariz cuando los jóvenes quiebran una mesa diálogo con el MINEDUC y, el 19 de mayo, comienzan ocupaciones masivas de colegios en todo el país (4), colocando en la mesa una nueva demanda… “queremos educación de calidad”. Mágico como una lámpara, simple como un anillo, quién podía negar la evidencia de un sistema educativo que segrega y reproduce las diferencias sociales de la cuna, gritado al rostro de una sociedad que se sonrojaba de vergüenza sin poder desmentir algo que estaba en los genes de nuestra conciencia social y, proclamado por jóvenes que eran producto de esa misma educación. Quién podía no hacer eco a ese llamado atávico que prendió como un reguero de pólvora, transformando a jóvenes en verdaderos rock stars y, a la vez, dejando al gobierno en completa “des concertación”, a la sociedad conmovida y a la derecha atónita. El 30 de mayo 500 mil alumnos se manifestaron en todo el país, paralizando el 46,7 % de los 937 colegios con más 8000 mil alumnos en paro (5) que, además pedían el fin del lucro, calificándolo como la principal causa del desastre de la educación en Chile.

El movimiento pingüino, no sólo adquiría un corpus temático que pretendía generar cambios profundos en la estructura político / económica del país, cambios que se plasmaban en el fin de la LOCE y JET (6), terminar con el lucro en la educación y devolverla al Estado. Este discurso, empezó a emplazar a otros actores que sobrepasaban la convocatoria inicial, implementando paros sociales a los que llegaron a adherir más 110 organizaciones sociales, que se manifestaban con jornadas de reflexión y pancartas (7).

La respuesta presidencial fue rápida e inteligente, el 7 de junio de 2006, la Presidenta Michelle Bachelet anuncia la creación de una comisión (8) conformada por 81 miembros integrados por expertos, estudiantes, políticos y religiosos, que en plazo perentorio debería entregar propuestas para mejorar la educación. Fue una medida audaz, en medio de una situación que se le iba de las manos, traslada la discusión a un escenario en el cual nuestra clase política se maneja con soltura y aplomo, la Comisión. Dentro de los 81 convocados (9), la composición de fuerzas quedó bastante equilibrada entre los que estaban a favor y en contra del lucro en educación. Fue tan fuerte la discusión y el intercambio de opiniones que se dio en su interior que, en la subcomisión de Marco Regulatorio (10) presidido por Carlos Peña (11) se dio uno de los episodios más polémicos, y que a la vez marcó el rumbo de lo que sería la actual LGE. En efecto, en la subcomisión Peña (12) la mayoría de sus integrantes tenían una posición adversa al lucro, y ante el hecho de tener que entregar un informe de avance de lo obrado, el sector pro lucro encabezado por el académico JJ. Brunner (13), al verse derrotado, amenazó con quebrar el pre informe y redactó uno paralelo. Ante la posibilidad de quiebre del Consejo, el otrora vicerrector de la UDP (14), siendo crítico al lucro, cedió ante las presiones del bando de Brunner incorporando las observaciones de éste como opiniones de minorías, opiniones que hoy son parte fundamental de la actual LGE.

Lo que viene es conocido, el 11 de diciembre el Consejo presenta el informe final, el que dejó desconforme al denominado “mundo social” que, a esas alturas estaba más preocupado de terminar su año escolar o salir de vacaciones. A continuación, el trámite legislativo que, previo acuerdo político entre la Alianza y la Concertación que tomados de la mano, bajo la correa transmisora del Congreso, tomaron en lo esencial el acuerdo Brunner/Peña en relación a la arquitectura de la nueva LGE.

Qué propone la LGE

“Chile debe mejorar la distribución del ingreso. De lo contrario,

difícilmente daremos un salto cualitativo importante en la equidad  en educación”.

(Sen. Roberto Muñoz Barra)***

Detalle protesta estudiantilQué pactó la cita Brunner-Peña. Refrendar el lucro en educación con fondos públicos, a cambio de establecer una serie de regulaciones en la forma cómo se gastan esos dineros. En efecto, se trata que el Estado pueda fiscalizar los cuantiosos fondos que se entregan a sostenedores privados, los que por casi 30 años han operado sin fiscalización relevante. En esta línea se propone la creación de tres estamentos: una Agencia de Calidad de la Educación, que velará, de conformidad a la ley, y en el ámbito de sus competencias, por la evaluación continua y periódica del sistema educativo, a fin de contribuir a mejorar la calidad de la educación”. (15) “Para ello, esta Agencia evaluará los logros de aprendizaje de los alumnos y el desempeño de los establecimientos educacionales en base a estándares indicativos”. “La evaluación de los alumnos deberá incluir indicadores que permitan efectuar una evaluación conforme a criterios objetivos y transparentes” (16). Una Superintendencia de Educación, encargada de fiscalizar la mantención de los sostenedores en el sistema (17), vale decir, fiscalizar la correcta utilización de los dineros públicos (18). Un Consejo Nacional de Educación integrado por 10 miembros, que estará a cargo de aprobar las formulaciones curriculares y visar los planes y programas de las diferentes áreas lectivas (19).

Un aspecto interesante en la ley, es el que contempla la implementación obligatoria de una figura denominada “Comunidad Educativa” (20), que estará integrada por alumnos, padres y apoderados, profesionales de la educación, paradocentes, docentes directivos y sostenedores educacionales; su propósito será resguardar el cumplimiento del Proyecto Educativo y, velar por el cumplimiento de la LGE en la escuela. Otras formulaciones interesantes, y que dan cuenta de la opinión mayoritaria del Consejo Asesor Presidencial, es rebajar a 6 años (1° a 6°) la enseñanza básica (21), período en el cual no se podrá segregar por rendimiento a lo menos por un año (22); y por último, se establecen mayores requisitos para los sostenedores privados, los que tendrán que contar a lo menos con cuatro años de educación superior (23), tener giro único (24), personalidad jurídica y rendición de cuentas públicas de ganancias y rendimientos (25).

A manera de Conclusión

estudiantes_23Bajo la tutela de un Ministerio, un Consejo, una Superintendencia, y una Agencia, la LGE pretende crear un “Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación” (26); para lograr esto, descansa en forma significativa en dos instituciones –una superintendencia y una agencia-, que hoy su normativa se discute en el Congreso y, para un análisis más detallado hay que esperar a su promulgación.

En lo general, la LGE consagra una provisión educativa de carácter mixto (27), donde el Estado se arroga el deber de “propender a asegurar la calidad de la educación, estableciendo las condiciones necesarias para ello y verificando permanentemente su cumplimiento” (28); el que se verificará con baterías de mediciones estándar en el proceso de fabricar educación de calidad. Apunta en definitiva a generar un accountability a los sostenedores tanto público o privados; pero, son los últimos los destinatarios finales de ley. En efecto, los estudios demuestran que el gremio de los sostenedores privados que reciben fondos del Estado está fuertemente atomizado, los operadores que cuentan sólo con la propiedad de un colegio ascienden al 67% de la matrícula del sector, con un 70,6% del mercado, educando a 736.435 alumnos (29). Este sector, mayoritario, presenta los indicadores más bajos tanto en administración, como en el rendimiento escolar (30). Lo que se pretende es profesionalizar el sector, obligándolos a fusionarse o a ser absorbidos por operadores más grandes que, según las cifras tendrían estándares de productividad más alta (31).

Se logrará con esto la tan ansiada equidad, igualdad y calidad de la educación chilena, creo que es difícil advertirlo ahora; hace falta que el sistema esté operando en su conjunto para saber cómo funcionará. Ojalá no sea necesario tener nuevamente a miles de alumnos en la calle protestando, para empezar a preguntarnos porqué no tenemos educación de calidad en Chile.

Notas

* José Joaquín Brunner, en relación al documento alternativo que presentó al Consejo Asesor de la Presidenta para la Calidad de la Educación en septiembre de 2006, con el fin de afianzar la postura pro lucro en la educación. El Mercurio /2006/10/01/ reportajes)

** Carlos Peña, Revista UDP, n° 03, pág. 3.

*** Senador Roberto Muñoz Barra. Legislatura 355ª , Sesión 65ª, en miércoles 14 de noviembre de 2007 Ordinaria (Diario de Sesiones del Senado Publicación Oficial).

1.- Promulgada el 17 de agosto del 2009.

2.- Ley Orgánica Constitucional de Educación (LOCE), promulgada por Pinochet el 10 de marzo de 1990, un día antes que asumiera el gobierno democrático.

3.- El Liceo se había inaugurado un año antes y se llovía. (Hablan sus Protagonistas. Revista UDP, n° 03, pág. 23).

4.- 25 de mayo, 40 liceos en paro y más de 70 mil estudiantes sin clases. (Ibíd. Pág. 23).

5.- Lunes 5 de junio. Ibíd., pág. 24.

6.- Jornada Escolar Completa ( http://es.wikipedia.org/wiki/Jornada_Escolar_Completa )

7.- Ibíd., pág. 24.

8.- Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de Educación.

9.- Ver nómina de integrantes (http://www.consejoeducacion.cl/view/index.asp )

10.- La Comisión estaba distribuida de la siguiente forma: Presidente, Juan Eduardo García Huidobro; secretaria Ejecutiva, Patricia Medrano; Coordinador de la Subcomisión de Marco Regulatorio, Carlos Peña; Coordinador de la Subcomisión de Institucionalidad, Paulina Araneda; Coordinador de la Subcomisión de Calidad de la Educación, Abelardo Castro.

11.- Carlos Peña (http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Pe%C3%B1a_Gonz%C3%A1lez )

12.- Sesiona los viernes a las 8:30 AM Coordinadores: Carlos Peña, Claudio Castro y Jorge Pavez. Secretarios Técnicos: Alejandra Contreras y Loreto Cabrera.

13.- José Joaquín Brunner (http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Joaqu%C3%ADn_Brunner )

14.- Carlos Peña en ese momento era vicerrector de la Universidad Diego Portales (UDP).

15.- LGE, Art. 7.

16.- Ibíd. Art. 7.

17.- LGE. Art. 50.

18.- Tanto la Superintendencia como la Agencia Aseguradora de la Calidad, están actualmente en sus respectivos trámites legislativos.

19.- LGE. Art. 23, letras a y b.

20.- LGE. Art. 9.

21.- Ver más en: https://guillermobastias.wordpress.com/2007/05/22/%C2%BFquien-educa-a-los-adolescentes-una-situacion-mas-de-inequidad/

22.- LGE. Art. 11, párrafo 6°.

23.- La LOCE pedía como requisito mínimo, que el sostenedor debía tener cuarto año medio rendido.

24.- La LOCE dejaba abierta la posibilidad a una multiplicidad de giros comerciales. Se daba el caso, que un sostenedor podía tener una carnicería o cabaret y un establecimiento educacional.

25.- LGE. Art. 10, letra f.

26.- LGE. Art. 6.

27.- “El sistema de educación será de naturaleza mixta, incluyendo una de propiedad y administración del Estado o sus órganos, y otra particular, sea ésta subvencionada o pagada, asegurándole a los padres y apoderados la libertad de elegir el establecimiento educativo para sus hijos” (LGE. Art. 4, Párrafo 4).

28.- LGE. Art 4 Párrafo 8.

29.- Fe. Montt y otros 2006. Citado en Claudio Almonacid : La Educación Particular Subvencionada como Cooperadora del Estado; en Cristián Bellei, Dante Contreras, Juan P. Valenzuela editores: La agenda Pendiente en Educación, Edit.: Universidad de Chile, 2008.

30.- School choice in Chile: Scale matters. Dante Contreras, Gregory Elacqua y Felipe Salazar.

31.- Ibíd., op. Cit.

Anuncios

0 Responses to “Claves para entender la LGE”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: