30
Abr
07

Un Computador por Niño para Chile


El último viernes de Abril, asistí invitado a la segunda reunión de la campaña Un Computador por Niño (UCPN). La iniciativa tiene por objeto sensibilizar a las autoridades a adquirir un millón de computadores, los que serían entregados al sector de estudiantes de más bajos recursos del país, en un plazo que según los organizadores debiera concretarse de aquí al bicentenario. La campaña a mi juicio está apoyada en tres acertados acentos, por un lado la equidad en el acceso a la tecnología, por el otro el carácter educacional de la misma, y por último tiene una mirada pragmática en su ejecución.

Equidad.

Actualmente existen 3,5 millones de estudiantes entre 5 y 18 años, de éstos se calcula que cerca de 1 millón –que constituye el sector de menores ingresos- no tiene acceso a las NTICs en forma permanente. El hecho que el Estado asuma un compromiso real con el sector más vulnerable de nuestros jóvenes, no sólo significa una potente señal de equidad en la sociedad, sino una muestra clara que como país, en la sociedad de la información, no queremos dejar atrás a ningún joven atrás.

Educación.

El hecho de que se inyecte un millón de computadores en los sectores de menor capital cultural, significa un tremendo impacto en la educación nacional; según cifras, esta opción aumentarías las tímidas fronteras de la Ruta 5-D (1) colocando al país con un promedio de 4 alumnos por computador, lo que colocaría a Chile dentro de los países de alta cobertura tecnológica. Como queda de manifiesto en la fotografía del año 2006 -ver gráfico- que se muestra a continuación, de hacerse efectiva la medida se alcanzarían niveles similares a los de la Unión Europea.

tic-chile.jpg

Pragmatismo.

Si bien los organizadores no disimulan su admiración por la campaña mundial de Nicolás Negroponte, One Laptop per Child, de la cual toman su nombre, no se cierran a ninguna opción. En efecto, están abiertos al Classmate de Intel, notebooks del mercado o PCs reacondicionados. Esta actitud pragmática, queda refrendada en los integrantes de la reunión, integrada por partidarios del software libre, software comercial, profesores, ingenieros, etc. La lógica que mueve al grupo está orientada a incidir en forma cuantitativa, en la educación del grupo más precarizado de nuestra sociedad. Ya que tanto optimistas como catastrofistas, en el uso de las NTICs, están de acuerdo en recocer que el principal factor productivo del futuro será el conocimiento y la información; esto indica que el acceso a las fuentes de producción y distribución del conocimiento y la información serán uno de los elementos gravitantes de la educación del mañana. Claramente así lo han entendido los últimos gobiernos, al implementar el Proyecto ENLASES, y la Ruta 5-D del año pasado.

Otro punto a favor de la iniciativa es el costo relativamente bajo de esta; la OLPC tiene un costo de cien dólares por unidad, en tanto la Classmate tiene un precio base de deciento veinte dólares negociables (2).

Conclusión.

Si bien, como he comentado en otras ocasiones, el aumento de computadores por alumnos no mejora automáticamente la calidad de la educación, creo que esta medida podría generar un clima que necesariamente nos acerque a hablar de educación y TICs en serio. En efecto, lo central de la educación está vinculado a la formación de conductas inteligentes, tales como la observación, la comparación, la clasificación, etc. En este sentido los computadores en el aula no son un fin en si mismo sino un refuerzo al desarrollo cognitivo. Lo que demuestra la evidencia, es que si las TICs son tomadas como meros traspasos de información ya desarrollada con antelación, obligando a los alumnos a responder en forma repetitiva y mecánica, ahondará más las formas tradicionales de acceder al conocimiento; situación que pone en el tapete la forma en que se implementan las tecnología en educación, entendiendo que el problema no son los aparatos sino la utilización que de ellos hace el cuerpo social.

Según los organizadores, UCPN no pretende tomar partido en esta controversia, no puede, su papel es anterior; con un fuerte sentido igualador, pretende subsanar por lo pronto el problema de acceso a la tecnología, lo demás es tarea de otras instancias y acciones.

Santiago, 29 de Abril de 2007

Notas.

1.- La Ruta 5-D es una iniciativa gubernamental que pretende, al bicentenario, bajar el número de alumnos por computador, de 30 a 10.

2.- Argentina negoció recientemente con Intel la compra de un millón de classmate a 200 USD cada uno; a su vez, la multinacional se comprometió a instalar una planta para producirlos por un valor cercano a los 50 millones de dólares.

fwlabs-olpc-xo-9.jpg

Anuncios

1 Response to “Un Computador por Niño para Chile”



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: